tipos de paladar

Actualizado: 9 febrero, 2021

El paladar constituye una de las partes esenciales de los seres humanos y cumple funciones importantes para permitir una variedad de procesos, como la articulación de sonidos, los alimentos que se ingieren, entre otros. Por ello, en este contenido hablaremos sobre los 6 tipos de paladares que existen, de esta forma conocerás qué problemas posees y lograrás determinar por qué notas algo raro en el paladar. 

Tipos de paladar:

Paladar ojival

El paladar ojival o también como se conoce al paladar estrecho, es un problema que pueden presentar tanto los adultos como los niños. Esto se genera cuando la lengua no toca el paladar correctamente lo que hace que exista una deformación, trayendo como consecuencia problemas en la alienación de los dientes, mordida cruzada, entre otros factores. 

Una de las principales causas del paladar ojival y que muchas personas desconocen es la respiración por la boca, esto hace que el flujo aéreo nasal sea insuficiente dando lugar a este problema. 

Generalmente, esto surge en edades tempranas. Por esta razón, es importante frecuentar el odontólogo en el proceso de crecimiento. Para de esta forma, determinar el problema y comenzar a tratarlo antes de que se agravie. El tratamiento del paladar ojival cuando se es niño es simple, en comparación a los adultos, será un proceso rápido y menos doloroso. Por ello, si tu paladar es estrecho y con forma de bóveda es necesario que acudas a un especialista. 

Paladar blando

Detrás de los dientes específicamente en la zona posterior de la boca, se encuentra el paladar blando. Este paladar es esencial para el cuerpo humano; además, se caracteriza por ser una zona sensible por lo que es frecuente que al tomar una bebida caliente o algún alimento duro se sienta una rara sensación en la boca. Por esta razón, es necesario que al momento de consumir alimentos se haga con cuidado de esta forma evitaremos la inflamación del paladar blando. 

En caso de que tengas inflamación en el paladar blando, puedes optar por consumir alimentos fríos durante el día desde agua hasta algún té helado que te ayudará a calmar. Muchas veces por no conocer partes esenciales de nuestro cuerpo, terminamos llevando malos hábitos al masticar, comer, entre otros trayendo como consecuencia inflamación o sensaciones que pueden ser molestas. 

Tipos de paladar: Paladar duro

El paladar se divide en dos partes el paladar blando que mencionamos anteriormente y el paladar duro, este se encuentra en la parte frontal y ocupa una zona de la cavidad bucal.  

Tanto en niños como en adultos es normal que el paladar duro se irrite o inflame principalmente debido a los alimentos calientes. No se considera un problema grave, ya que puede curarse en pocos días pero si deja una sensación incómoda al momento de consumir alimentos. 

También, se producen llagas en el paladar, estas suelen ser bastante molestas y dolorosas. Las llagas en el paladar duro aparecen por una variedad de factores. En caso de que poseas ortodoncia es uno de los problemas más frecuentes, por lo que no tendrás que preocuparte en pocos días desaparecerán por completo. Los especialistas recomiendan llevar una alimentación rica en vitaminas, nutrientes que ayudarán a tener un paladar completamente sano. 

Paladar blanco

Una de las razones que te ayudarán a comprobar que tu paladar se encuentra totalmente sano es el color. Por esta razón, si tu paladar es de color rosa quiere decir que está sano, pero en caso de que presente un color blanco será hora de dirigirte al odontólogo. El paladar blanco significa que debes mejorar tu higiene bucal ya que si no podría perjudicar tus dientes con la aparición de placa bacteriana o infecciones. 

Todas las señales que nos indica el cuerpo como inflamación, cambio de color, dolor, entre otros, quiere decir que hay algo que estamos haciendo mal. Lo más recomendable al tener un paladar blanco es cepillar correctamente la lengua, llevar una buena alimentación pero, en caso de que con el tiempo no mejores deberás ir con tu odontólogo de confianza. 

Paladar irritado

Sin duda, el paladar irritado es uno de los problemas más frecuentes en las personas. La principal característica de un paladar irritado es el color intenso a rojo; además, trae consigo ardor en todo el paladar impidiendo que se puedan disfrutar los alimentos o consumir bebidas calientes. Esto puede generarse por una variedad de causas desde un mal hábito de cepillado, objetos que llevamos a la boca, infecciones o llagas. 

La sensación de tener un paladar irritado usualmente dura algunas horas o días como máximo. En estos casos se puede optar por ingerir alimentos blandos y bebidas frías que ayudarán a calmar la irritación. Recordemos que el paladar es una de las zonas mas sensibles, se debe tomar conciencia y cuidar de nuestro cuerpo para evitar esas raras sensaciones. 

Tipos de paladar: Paladar inflamado

Tener el paladar inflamado puede significar una variedad de problemas, lo común en estos casos es producto de la ingesta de alimentos extremadamente calientes que afectan el paladar, dando incluso una sensación de ardor. También, se puede generar producto de la aparición de infecciones bacterianas, estas son una de las principales claves para determinar problemas nutricionales y otras enfermedades que si no se tratan a tiempo generan consecuencias a largo plazo. 

Otra causa de un paladar inflamado es producto de alguna infección de transmisión sexual. Para tratarlo es necesario dirigirse a un especialista y de esta forma evitar que se agravie.  

Aunque el paladar inflamado es producto de múltiples causas no debes preocuparte, en la mayoría de los casos suele suceder por algún objeto punzante, quemaduras, mala técnica de cepillado. La inflamación desaparecerá en pocos días y todo volverá a la normalidad. 

En conclusión, al sentir una rara sensación en el paladar es necesario verificar las características que se presentan como: si se encuentra inflamado, arde, cambia de color o irrita. De esta forma, podrás determinar si es indispensable dirigirte al odontólogo o cambiar alguno de tus hábitos de higiene bucal. ¿Qué esperas para realizarte un chequeo?