¿Quiénes fueron las primeras mujeres odontólogas? | sMySecret

sMySecret

¿Quiénes fueron las primeras mujeres odontólogas?

Aunque a día de hoy vemos las clínicas dentales llenas de mujeres ejerciendo como odontólogas, hubo un tiempo en el que no fue así. El camino recorrido hasta ahora por las mujeres del sector ha sido duro y lleno de baches que ha habido que solventar, por ello desde sMysecret queremos contar su historia.

En Europa, la primera mujer vinculada a la odontología fue la abadesa Hildegarda de Bingen en el siglo XII, autora de libros sobre medicina. En ellos por primera vez una mujer hablaba de consejos para mantener una buena salud dental.

Posteriormente, durante la Edad Moderna, en Francia se permitió que las mujeres trabajaran como barberas, un oficio en el que se practicaba la extracción de piezas dentales. Sin embargo, esto no se autorizó en todos los reinos del momento.

No sería hasta el siglo XVII cuando las mujeres ejerciesen de verdad como odontólogas. De nuevo tenemos que irnos al país galo para encontrar nombres femeninos ejerciendo la profesión: mademoiselle Hervieux y mademoiselle Calais.

La primera mujer graduada en estudios odontológicos fue la británica Lilian Murray-Lindsay en 1895. Años más tarde fue nombrada presidenta de la British Dental Association, consiguiendo así ser también la primera mujer en tener dicho cargo.

Las primeras odontólogas de España 

En España, las primeras mujeres odontólogas no podían ejercer en igualdad de forma que los hombres, lo hacían de forma precaria y escondida. Ellas no tenían sitio para eso, debía cuidar de la casa, esposo e hijos. Las Universidades y Academias no eran para ellas, ni lo creían las instituciones ni sus familiares.

Doña Polonia Sánchez es una de las primeras mujeres que aparecen en el plano odontológico femenino de España, de hecho se ha convertido en la patrona de los profesionales del sector dental. Se sabe de ella porque comenzó a publicitar sus servicios en los medios de comunicación de Madrid, algo por lo que fue muy criticada por los odontólogos de la época.

También destaca Manuela Aniorte, la primera mujer en escribir un libro de odontología en 1873, “El arte del dentista”. Fue esposa de Francisco de Sales, también odontólogo. Pudo ejercer la odontología gracias a que heredó el título de su difunto marido.

En 1883 Alfonso XII permite que las mujeres ejerzan como cirujano-dentistas, un gran paso. No obstante, no será hasta 1910 cuando se les permita ir a la universidad. Aunque en los archivos la primera graduada en odontología consta en 1908. La primera graduada fue Clara V. Rosas.

La lucha de todas ellas y otras que quedaron en anonimato ha permitido que en el siglo XXI las mujeres puedan ejercer y estudiar odontología como los hombres, a pesar de que queden desigualdades por resolver.  Queremos reconocer también en este artículo a las profesionales que trabajan cada día en los casos de ortodoncia invisible sMySecret.

Déjanos tu opinión

LLAMAR
WhatsApp ¿Quieres cita?