prognatismo mandibular

Actualizado: 1 febrero, 2022

¿Sabes qué es el prognatismo mandibular? ¿Conoces a fondo esta maloclusión dental? No te asustes, te explicamos qué es y cómo identificarla.

 

Los problemas de oclusión suponen, en muchos casos, una falta de armonía facial. La sonrisa es una gran carta de presentación.

Tener unos dientes alineados y blancos aporta un aspecto más saludable e influye de manera muy positiva en nuestra autoestima.

Por eso, en el post de hoy te damos todas las claves que debes conocer sobre el prognatismo mandibular.

¿Qué es el prognatismo mandibular?

 

El prognatismo mandibular -o maloclusión de clase III- es un problema de la mordida que hace referencia al excesivo desarrollo de la mandíbula. Es decir, ocurre cuando la mandíbula tiene una posición más adelantada que el maxilar superior.

 

Esto, produce, por tanto, un exceso de mentón.  Y, por ello, dicho problema también es conocido con el nombre de mandíbula prominente.

 

Dependiendo del grado de desarrollo de la mandíbula, esta maloclusión puede ser un problema, o no, para las personas que la padecen. En ocasiones resulta ser un rasgo característico de la persona.

 

Sin embargo, también puede suponer un problema más severo cuando esta anomalía provoca desproporcionalidad en el rostro, así como otros inconvenientes de tipo funcional (dificultades para comer, respirar, etc.).

 

Origen del prognatismo mandibular

 

¿Por qué se produce el prognatismo mandibular? El origen es esquelético y se debe a una alteración en el desarrollo de los huesos maxilares.

 

En ocasiones, la descompensación es muy evidente y es fácil determinar que existe la patología. No obstante, es más frecuente que el problema no se detecte a simple vista en los casos más leves.

 

El prognatismo mandibular suele aparecer debido a las siguientes causas:

 

Factores hereditarios

Una de las causas principales es la genética, ya que las personas que tienen antecedentes familiares forman parte del grupo de riesgo para padecer esta maloclusión.

 

Glándula pituitaria

Otra posible causa es un defecto en la hormona del crecimiento. Es decir, un problema en la hipófisis que hace que la hormona del crecimiento se produzca de forma excesiva y provoque el sobrecrecimiendo de la mandíbula.

 

Problemas respiratorios

Se podría decir que los trastornos respiratorios afectan a que la mandíbula no cierre correctamente. En muchas ocasiones se asocia esta maloclusión a las personas que respiran por la boca.

 

Pérdida temprana de dientes

Por último, el prognatismo es muy común cuando existe una caída de las muelas de leche antes del tiempo debido. Esto se debe a que los espacios vacíos entre los dientes pueden generar problemas en la mordida, desembocando en prognatismo mandibular.

Consecuencias del prognatismo mandibular

En general, podemos decir que el prognatismo va ligado a dificultades en la masticación, dolor de cabeza y molestias en mandíbula.

 

A continuación, exponemos las consecuencias más importantes que los pacientes pueden padecer:

 

  • Mordida abierta: incapacidad para cerrar la boca por completo
  • Dolores de cabeza o jaquecas
  • Masticación deficiente
  • Molestias en la mandíbula
  • Disfunción de la articulación temporomandibular (ATM)
  • Dificultad al hablar y pronunciar con normalidad
  • Problemas para respirar
  • Aumento de la probabilidad de infecciones y caries
  • Problemas en la autoestima

Tipos de tratamiento por edades

El tratamiento del prognatismo mandibular depende del diagnóstico de cada paciente. En cualquier caso, lo más importante es detectar el problema en la fase más temprana posible.

 

En el caso de que se detecte, identifique y planifique un tratamiento temprano, la solución será menos invasiva. En cambio, si se trata la maloclusión en la edad adulta, la corrección del prognatismo incluiría cirugía.

 

En el post de hoy hemos dividido el tipo de tratamiento según la edad del paciente:

 

¿Cómo tratar el prognatismo mandibular en niños?

Es muy importante llevar a tus hijos a una consulta con el dentista cuando son pequeños, sobre todo en casos de prognatismo.

 

De esta manera, el odontopediatra podrá realizar un seguimiento del crecimiento óseo de la mandíbula y los huesos faciales.

 

Así, podrá determinar si es necesario panificar un tratamiento específico.  En estos casos, los tratamientos estarán basados en lo siguiente:

 

Ortodoncia interceptiva

En los niños que padecen este problema en un grado más severo, la ortodoncia interceptiva es la clave. Se lleva a cabo cuando existe una dentición mixta, es decir, cuando en la boca aún conviven los dientes de leches con los dientes permanentes.

 

Aparatos dentales removibles

Este tipo de tratamiento tiene como objetivo guiar el crecimiento de las estructuras dentales de los niños.

 

Para ello, se utilizan aparatos dentales removibles que permiten modificar el crecimiento óseo en la dirección correcta.

 

Ortodoncia correctiva

Una vez finalizada la ortodoncia interceptiva, es el momento de planificar un tratamiento correctivo. Este tiene como función mejorar la alineación dental.  A día de hoy existen numerosos tratamientos para ello: brackets, ortodoncia con alineadores invisibles, ortodoncia lingual, etc.

 

¿Cómo tratar el prognatismo mandibular en adultos?

Como ya hemos adelantado, el tratamiento es totalmente diferente si el paciente es adulto.

 

Esto se debe a que, en los pacientes adultos, ya no es posible modificar el crecimiento de las estructuras óseas.

 

Y, por ello, en muchos casos es necesario combinar la ortodoncia con la cirugía ortognática.

 

Tratamiento de ortodoncia + cirugía ortognática

El procedimiento es diferente dependiendo de cada paciente y su estructura mandibular. Generalmente, se lleva a cabo un primer tratamiento de ortodoncia y, más tarde, se hace la cirugía, conocida como osteotomía mandibular.

 

Ortodoncia correctiva

En otros casos, el prognatismo se puede corregir mediante un tratamiento de ortodoncia para adultos: brackets metálicos, alineadores transparentes, brackets de zafiro, etc.

La mandíbula prominente tiene solución

Como ya hemos comprobado, el prognatismo mandibular supone un problema estético y puede complicar la calidad de vida del paciente si no se trata de forma correcta.

 

Por ello, es importante acudir a revisiones, especialmente, si sufres algún síntoma claro.

 

Dependiendo de la edad y del grado de la maloclusión, los especialistas aplicarán un tratamiento que, generalmente, se resolverá con ortodoncia. Y, en algunos casos, también con cirugía.

 

Por ello, si estás experimentando alguno de los síntomas mencionados, ¡no te rindas! En el caso de que el prognatismo te esté causando un problema estético o simplemente quieras tener una sonrisa más sana y alineada, estás en el lugar correcto.