peróxido de hidrógeno y peróxido de carbamida

El peróxido de carbamida, así como el peróxido de hidrógeno, son productos utilizados por odontólogos para realizar tratamientos de blanqueo dental. Tratamiento realizado generalmente por razones estéticas, que van de la mano con la salud dental.

Mostrar una dentadura blanca y brillante al sonreír es un tema que ocupa a muchas personas.

La dentadura sufre alteraciones de su color natural por múltiples razones y para lograr recuperar ese color y brillo original es necesario someterse a un tratamiento de blanqueo, y estos dos productos más usados en la aplicación de estos tratamientos.

 

¿Cuál es el producto más conveniente para blanquear mi dentadura?

Como comentario inicial debes saber que el color de la dentadura varía en cada persona. Todos tenemos diferente color de pelo, ojos, piel, etc.; características que nos diferencian, en esa misma medida la tonalidad de nuestra dentadura es variada y particular.

También existen otros factores que alteran la tonalidad de los dientes los cuales nombraremos brevemente:

  • El tiempo y la edad.
  • Fumar habitualmente.
  • El consumo de productos como: Te, café, gaseosas, vino tinto, cerezas y arándanos entre otros.
  • Acumulación de cálculo dental y de placa.
  • La ingesta excesiva de fluoruro.
  • Haber sido sometido a tratamientos con tetraciclina a corta edad.

Estas son las razones más frecuentes de la variación de tonalidad en nuestra dentadura, sin embargo, existen las alternativas y maneras de recuperar el color original de nuestra dentadura, el blanqueamiento es una de ellas.

Sin dudas ambos peróxidos son muy efectivos y la aplicación de uno u otro queda a discreción del especialista, según la evaluación de su caso. Veamos con un poco más de detenimiento cada uno de estos productos.

 

Peróxido de carbamida

El peróxido de carbamida (CH4N2O2O2) es un producto de características químicas compuesto a base de peróxido de hidrógeno combinado con urea (que es un compuesto orgánico), tiene forma de cristales cuando esta puro, es soluble en agua.

Un 33.33% de este compuesto es básicamente peróxido de hidrógeno, y un 66,66% es urea. Esta es básicamente su composición.

Este producto es usado en tintes para el cabello, gotas para dolor y limpieza de oídos, para realizar permanentes, en desinfectantes, pastas dentales, en soluciones para desinfectar heridas, desinfectar lentes de contacto y blanqueo dental entre otros.

Cuando es usado con fines odontológicos (blanqueo dental), su concentración es del 16% si el tratamiento consiste en varias sesiones, pero si se trata de una cita única, su concentración oscila entre el 38% al 45%. Se puede dar el caso de su uso en concentraciones menores (10%), cuando el tratamiento es ambulatorio.

 

Peróxido de hidrógeno

Este producto es altamente conocido, aunque si le llamamos dioxogen o le llamamos dioxidano, quizás no tengas idea de qué es, pero con el nombre de agua oxigenada, seguro que sabrás de qué estamos hablando; se presenta como un líquido muy polar, tiene sabor amargo y es incoloro.

El peróxido de hidrógeno es un producto inestable y suele descomponerse de manera lenta en el oxígeno y agua, liberando algo de calor. Bajo la presencia de algunos catalizadores esta velocidad de descomposición puede aumentar.

No es inflamable y como mencionamos antes, ofrece una gran potencia oxidante y reductora, sus componentes son hidrógeno y oxígeno. Es utilizado como base en la elaboración de otros químicos y también para blanquear productos textiles y papel. Otro de sus usos es odontológico.

Cuando es usado con fines odontológicos, su finalidad es el blanqueo dental. Si es para blanqueo interno se usa una concentración al 35% combinado con perborato disódico y cuando se usa para blanqueo externo su concentración es del 40%, normalmente el gel.

 

Peróxido de carbamida vs peróxido de hidrógeno

Veamos algunas de las diferencias más notables entre estos dos productos:

Tiempo de descomposición

  • El peróxido de carbamida sufre una descomposición mucha más lenta que el peróxido de hidrógeno, esto se debe a que su combinación con la urea, produce una estabilización de la mezcla y a la vez aumenta la duración de su efectividad.

Los productos contentivos de peróxido de carbamida normalmente liberan su peróxido en las primeras dos horas en un 50%, y durante las siguientes horas el otro 50%, será liberado de forma gradual.

  • El peróxido de hidrógeno sufre una descomposición un poco más rápida y la mayor parte de su peróxido es liberado entre los primeros 30 a 60 minutos, por esa razón los productos contentivos de este peróxido, son usados menor tiempo por día.

A razón de todo esto los blanqueos dentales nocturnos, se realizan a base de peróxido de carbamida y los diurnos con peróxido de hidrógeno 

La vida útil del producto

La vida útil un poco más larga la tienen los productos a base de peróxido de carbamida; en comparación de los compuestos a base de peróxido de hidrógeno, la refrigeración de ambos alarga su vida útil.

La sensibilidad

En cuanto a su comportamiento ante la sensibilidad, no se aprecia una diferencia realmente notable, sin embargo, se recomienda usar el peróxido de carbamida en concentraciones muy bajas.

La recidiva

Se estima que esto está más ligado a la deshidratación y a la deficiencia de los niveles previamente alcanzados, que a los niveles de peróxido que se usen, es decir usar peróxido de carbamida o peróxido de hidrógeno, no es la causa de la aparición de este problema, ni uno es más indicado que el otro.

Según algunos estudios, el uso de geles blanqueadores contentivos de una mayor cantidad de agua en su fórmula, son eficaces para ayudar a prevenir la recidiva producida por la deshidratación.

Los resultados

La aplicación de uno u otro finalmente dará el mismo resultado, la diferencia radica en que usando el peróxido de hidrógeno, obtendremos al principio resultados de mayor impacto y usando peróxido de carbamida se obtendrán resultados de blancura un poco más duradera.

El blanqueamiento dental cuenta con gran demanda en la actualidad. La investigación de sustancias y desarrollo de métodos con cualquiera de los dos tipos de peróxidos, han arrojado resultados efectivos y seguros para los pacientes.

Según sea el caso el especialista puede utilizar diferentes concentraciones y tiempos de concentración diferentes con la finalidad de obtener una salud bucal necesaria.