Cómo solucionar el apiñamiento con ortodoncia invisible

Actualizado: 27 abril, 2022

Lucir una sonrisa bonita no siempre es posible y una de las causas más frecuentes es debido al apiñamiento dental, un problema que provoca que los dientes se vean amontonados y torcidos por la falta de espacio en la boca.

Además, el apiñamiento dental afecta negativamente a nuestra salud bucodental. Por eso, es importante corregirlo lo antes posible con un buen tratamiento de ortodoncia. Si quieres saber cuáles son sus causas y cómo solucionarlo, no te pierdas el siguiente artículo.

¿Qué es el apiñamiento dental?

El apiñamiento dental es un problema que deriva de la mala posición y alineación de los dientes debido a la falta de espacio en la arcada dentaria, ya sea en la superior, en la inferior o en ambas.

Esto provoca que los dientes estén torcidos y amontonados, por lo que aparte de a la estética, el apiñamiento dental también puede afectar a la funcionalidad y salud de nuestra boca, ya que resulta mucho más difícil mantener una buena limpieza de la zona. Esto se debe a que, al estar unos dientes apiñados sobre otros, es complicado mantenerlos blancos y sanos.

Suele producirse en los niños a partir de los seis años, cuando comienzan a perder los dientes de leche para dejar paso a el crecimiento de los definitivos. Por eso, si no se pone solución al apiñamiento durante la niñez o la adolescencia, también será un problema frecuente entre los adultos.

antes despues oi copia

Grados de apiñamiento dental

Para saber si el apiñamiento dental de una persona es más o menos grave es necesario realizar un estudio previo de su boca a base de radiografías y otra serie de tecnologías digitales. En función de los resultados obtenidos se puede hablar de:

  • Apiñamiento leve: se produce cuando el espacio que falta es de 3 milímetros por arcada. Esto quiere decir que el hueso alveolar  (hueso que sostiene los dientes) es lo suficientemente amplio para poder realizar movimientos dentales simples.
  • Apiñamiento moderado: se considera así cuando el espacio que falta por arcada está entre los 3-5 milímetros. En este caso, el tamaño del hueso alveolar es más limitado y el ortodoncista no tiene tanto margen de movimiento.
  • Apiñamiento severo: tiene lugar cuando faltan más de 6 milímetros por arcada. Cuando esto ocurre, el ortodoncista se planteará la posibilidad de extraer algunos dientes para hacer hueco a otros, ya que de por sí el hueso alveolar no permite alojarlos todos.

¿Cuáles son las causas del apiñamiento dental?

El apiñamiento dental suele producirse por la falta de espacio en la cavidad oral y en su aparición tienen lugar factores de carácter congénito. Es decir, si un padre o una madre ha padecido apiñamiento, es probable que sus hijos también lo sufran, por lo que se podría decir que es hereditario.

Aun así, existen otras causas que también pueden provocar el apiñamiento:

  • Perder los dientes de leche antes de tiempo: cuando se produce una caída forzada de los dientes de leche, existe el riesgo de que los nuevos dientes crezcan torcidos.
  • El uso prolongado del chupete o chuparse el dedo en exceso: realizar este tipo de prácticas de manera continuada puede alterar la alineación de los dientes.
  • No cuidar los dientes después de la ortodoncia: si una persona ha terminado su tratamiento de ortodoncia, pero luego no se preocupa de utilizar retenedores, es muy probable que sus dientes se muevan y se monten de nuevo.
  • Las muelas del juicio: aunque parezca extraño, las muelas del juicio también pueden ser la causa de los dientes apiñados ya que, si no tienen suficiente espacio para crecer, terminan haciendo presión al resto de dientes y se amontonan unos con otros.

Tipos de apiñamiento dental según su causa

Además, según su origen, el apiñamiento también puede clasificarse en primario, secundario y terciario.

Apiñamiento primario

El apiñamiento primario se produce por razones congénitas y por tanto es hereditario. Si alguno de los padres tiene una mandíbula pequeña, seguramente sus hijos también la tengan. En estos casos, es recomendable que los niños acudan a su primera consulta a partir de los seis años. De esta manera, el odontólogo puede analizar los dientes y decidir qué tratamiento se debe utilizar para corregir el apiñamiento.

Apiñamiento secundario

El apiñamiento secundario tiene su origen en los malos hábitos orales. En los niños se produce sobre todo por usar el chupete excesivamente o chuparse el dedo de manera continuada, sobre todo cuando la edad ya pasa de los tres años.

Su origen también puede estar en la pérdida temprana de los dientes de leche. Además, si su caída se ha visto forzada, es muy probable que los nuevos dientes crezcan apiñados.

Apiñamiento terciario

El apiñamiento terciario es aquel que tiene lugar a raíz del crecimiento de las muelas del juicio. Cuando estas carecen de espacio para erupcionar, ejercen presión al resto de dientes para que se muevan. Esto provoca que al final se monten unos sobre otros y se desordene la dentadura.

¿Cuáles son las consecuencias de los dientes apiñados?

Tener los dientes apiñados no solo es un problema estético, sino que también es algo que puede afectar a nuestra salud bucodental. Esto se debe a que, al estar los dientes superpuestos, es bastante difícil tener una buena higiene dental.

En este sentido, resulta muy complicado limpiar al completo cada pieza dental. Esto es algo que puede tener consecuencias muy negativas para nuestra salud, ya que se puede producir una acumulación de placa bacteriana que puede derivar en una inflamación de las encías o en problemas periodontales.

Por otro lado, los dientes apiñados tienden a desgastarse y a perder más rápidamente el esmalte. Además, el apiñamiento puede provocar graves problemas de oclusión, ya que al no estar los dientes colocados como deberían, se puede ejercer una mayor presión sobre unos que sobre otros.

Alineadores transparentes

¿Cómo se corrige el apiñamiento dental?

Corregir los dientes apiñados dependerá de la gravedad de cada caso, pues como acabamos de ver, existen diferentes grados de apiñamiento. Por eso, antes de someterse a cualquier tratamiento, es importante que el paciente acuda a consulta para poder realizar un estudio previo de su boca y así saber qué es lo que necesita realmente.

Por regla general, el apiñamiento severo y moderado se corrige mediante tratamientos de ortodoncia, ya sean brackets o alineadores invisibles como los de Smysecret.

Sin embargo, cuando el apiñamiento es leve, se puede recurrir a otras técnicas, como por ejemplo a la colocación de carillas dentales. Este tratamiento permite alinear tus dientes de forma cómoda, rápida y sencilla sin la necesidad de tocar tus dientes naturales y en Smysecret somos expertos en él. ¡Notarás un cambio brutal entre el antes y después!