SMY Secret - Vitaldent

Brackets metálicos: ¿son buenos para mí? ¿Cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Así son los brackets metálicos

Los brackets metálicos son, por excelencia, el sistema de ortodoncia más utilizado. Esto se debe a que su efectividad y eficacia son absolutas, pero también a que son bastante asequibles económicamente hablando.

Sin embargo, a pesar de contar con numerosas ventajas como la calidad y el precio, los brackets metálicos también implican algunos inconvenientes para el paciente.  Si quieres saber cuáles son, no dejes de leer este artículo.

¿Qué son los brackets metálicos?

Los brackets metálicos son el tipo de ortodoncia fija más tradicional. Como su nombre indica, están hechos a base de metal, más concretamente de acero y níquel, y su finalidad es mover y mejorar la posición de los dientes.

Pese a existir nuevos sistemas de ortodoncia igual de efectivos e incluso más estéticos, como por ejemplo la ortodoncia invisible, los brackets metálicos siguen siendo la opción más demandada por la población.

El motivo es que este tipo de aparato es 100% fiable y ofrece unos resultados brillantes. Pero no solo eso, sino que además es muy barato en comparación con otros tipos de ortodoncia y, por ello, la gente suele decantarse por él, ya que la relación calidad-precio es ideal.

¿Cómo se colocan los brackets metálicos?

Seguro que estás intrigad@ por saber cómo se colocan unos brackets metálicos. A continuación, te mostramos los pasos que todo ortodoncista debe seguir para hacerlo de forma correcta:

  • Limpiar los dientes: es importante que, antes de adherir los brackets al diente, realicemos una limpieza exhaustiva de la zona. De esta manera, evitaremos que cualquier residuo o resto de comida pueda quedarse impregnado en ellos.
  • Colocar ácido ortofosfórico sobre los dientes: es un gel que se pone sobre cada una de las piezas dentales para asegurar la fijación de los brackets.
  • Retirar el gel: pasados unos 30 segundos, se aspirará el gel y se aplicará agua sobre los dientes para eliminar los restos de gel y así proceder a la colocación de los brackets.
  • Poner el adhesivo: una vez retirado el gel, se aplica un adhesivo dental justo donde va a ir colocado cada bracket y se fija con una lámpara de polimerización.
  • Colocar los brackets: con una pinza, se va colocando cada uno de los brackets. Para ello, se utiliza un cemento especial para ortodoncia.
  • Eliminar los restos de composite: así, evitaremos que la placa bacteriana se quede acumulada en ellos.
  • Fijar el bracket con una lámpara de polimerización: cuando todos los brackets ya están colocados en la posición correcta, se vuelve a usar la lámpara de polimerización para endurecer el cemento y adherirlos bien al diente.
  • Colocar los arcos: el ortodoncista deberá colocar en los brackets un alambre para ligar todo el aparato.
  • Poner ligaduras o gomas: cuando los brackets sean convencionales (en el siguiente apartado te explicamos qué significa esto), el doctor pondrá unas gomas para sujetar el arco a los brackets y así empezar el tratamiento de ortodoncia

Tipos de brackets metálicos

Actualmente, podemos encontrar dos tipos: los brackets convencionales y los brackets de autoligado. A continuación, te explicamos las diferencias entre ellos.

Brackets convencionales

Brackets con gomas de colores

Los brackets convencionales son aquellos que requieren el uso de ligaduras o ‘gomitas’ que permiten sujetar el arco al bracket para conseguir los movimientos deseados.

Estas gomas pueden ser de colores, por lo que es un tratamiento ideal para los niños ya que, al poder personalizar su sonrisa, el proceso les resulta más ameno y divertido.

Brackets autoligables

Por el contrario, los brackets autoligables, no necesitan de ligaduras ni gomas para sujetar el arco, sino que el propio bracket tiene una especie de tapa que permite sujetar el arco al bracket.

El no tener que estar cambiando las gomas constantemente, hace que no sea necesario acudir al dentista de manera tan habitual como con los brackets convencionales. Además, la duración del tratamiento suele ser menor que la de los brackets con ligaduras, ya que la posición de los dientes mejora con mayor rapidez.

¿Cómo es el tratamiento con brackets metálicos?

Tratamiento brackets metálicos

Si estás pensando en ponerte brackets, seguramente sabrás que es un proceso que, por regla general, es bastante largo y algo tedioso. Si quieres saber cómo será, sigue leyendo… ¡Te explicamos las fases por las que tendrás que pasar!

  • Acudir al dentista y someterte a un estudio bucal: lo primero que deberás hacer es acudir al dentista, así un profesional podrá realizar un estudio de tu boca y ver cuál es tu situación.
  • Colocar los brackets: si estás segur@ de que los brackets son la mejor opción para corregir tu boca, el siguiente paso es asistir de nuevo a consulta y colocarte los brackets (siguiendo los pasos que te mencionábamos anteriormente).
  • Esperar a que el tratamiento haga efecto: una vez colocados, deberás estar con ellos puestos el tiempo que tu ortodoncista considere oportuno. Normalmente, la duración del tratamiento será de entre 18-24 meses, aunque variará en función de cada paciente. Seguramente, en los primeros meses ya notes un gran cambio en tu boca.
  • Acudir a las revisiones: es muy importante que acudas a las revisiones previstas. De esta manera, podrás saber cómo avanza tu tratamiento y si evoluciona correctamente. Además, si has elegido los brackets convencionales, tendrás que asistir de manera frecuente para cambiar tus gomas.
  • Retirar el aparato: cuando los dientes hayan tomado la posición correcta y la mordida también sea la adecuada, el doctor procederá a retirar el aparato. Tranquil@, este proceso no es doloroso ni tampoco muy duradero. En menos de una hora estará hecho. 😊
  • Utilizar retenedores: una vez termines tu tratamiento de ortodoncia, deberás utilizar retenedores para evitar que tus dientes se muevan y se descoloquen de nuevo.

Ventajas de los brackets metálicos

Lógicamente, si los brackets metálicos son el tratamiento de ortodoncia más utilizado es porque tienen muchas cosas buenas. Algunas de ellas te las mostramos a continuación:

  • La efectividad: los brackets metálicos son un tratamiento seguro y plenamente eficaz, por lo que los resultados obtenidos son perfectos.
  • El precio: el coste de los brackets metálicos es bastante barato. De hecho, por regla general, este suele ser el tratamiento de ortodoncia más asequible del mercado.
  • La resistencia: el hecho de que los brackets metálicos estén fabricados de un material tan resistente como el acero, hace que sean más duraderos que otros tipos de aparatos.
  • No se manchan: a diferencia de otros aparatos, los brackets metálicos no se decoloran ni se manchan con el tiempo.

Desventajas de los brackets metálicos

Ahora bien, está claro que, como cualquier otro tratamiento, los brackets metálicos también tienen sus desventajas. Aquí te mostramos algunas de ellas:

  • Son antiestéticos: que los brackets metálicos estén hechos a base de metal, supone un inconveniente para muchas personas. Esto se debe a que son muy visibles y resultan bastante antiestéticos a la hora de abrir la boca.
  • La dificultad de limpiarlos: muchas veces, la comida se queda acumulada en ellos y, aparte de verse bastante a simple vista –algo que resulta vergonzoso–, es complicado limpiarlos.
  • La incomodidad: por regla general, los brackets suelen resultar bastante incómodos, ya que, a diferencia de la ortodoncia invisible, siempre hay que llevarlos puestos. Esto implica que muchas veces nos impidan hacer ciertas cosas, como por ejemplo practicar deportes de contacto, o comer ciertos alimentos como chicles o bocadillos.
  • El dolor: los brackets metálicos suelen ser los causantes de ciertas llagas o rozaduras, por lo que las personas que los usan tienen que estar constantemente curando estas pequeñas heridas, las cuales resultan bastante molestas.

Ahora que ya conoces todo lo que necesitas saber sobre los brackets, ¿te animas a ponértelos o prefieres probar nuestra ortodoncia invisible? Infórmate en nuestra web y descubre todo lo que necesitas saber sobre ella. ¡Te encantará!

Artículos relacionados

Déjanos tus datos y te llamamos

Información básica en protección de datos.
Conforme al RGPD y la LOPDGDD, ELVAS DENTAL S.L, con Donte Group S.L.U. tratarán los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada así como agendar o recordale la cita que hubiera agendado. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con nuestros productos y servicios. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad.

Gracias por contactarnos.

Ha sucedido un error. Inténtalo de nuevo más tarde.