cf9395e1 9ad9 481b bf49 7a55c6371b7b

Actualizado: 13 abril, 2022

La ortodoncia invisible se ha convertido en una de las mejores opciones para alinear los dientes de forma cómoda, rápida y segura, y en ella los ataches cumplen un papel fundamental. Si quieres saber qué son y para qué sirven, quédate y lee el siguiente artículo. ¡Nosotros te explicamos todo sobre ellos!

¿Qué son los ataches?

Los ataches son unos pequeños relieves hechos a base de composite que se colocan sobre los dientes con el fin de ejercer una mayor presión sobre ellos. De esta manera, y una vez bien adheridos los ataches a los alineadores, el ortodoncista conseguirá realizar movimientos dentales más precisos para que el tratamiento de ortodoncia invisible sea plenamente eficaz.

En función de la situación bucodental de cada paciente, el doctor decidirá si coloca ataches o no y la cantidad que debe llevar en el caso de que sean necesarios. No importa si son más o menos, ya que tienen un color muy parecido al del diente y son prácticamente imperceptibles a simple vista. Esto, sumado al aparato transparente, hace de la ortodoncia invisible un tratamiento totalmente estético.

¿Cuándo se ponen y cómo se colocan?

La colocación de los ataches tiene lugar en el mismo momento en el que al paciente le ponen sus primeros alineadores. Este proceso es rápido e indoloro, pero se debe realizar con suma precisión. A continuación, te explicamos los pasos que siguen los doctores Smy a la hora de colocar los ataches:

  • En primer lugar, se marca con un gel especial la zona del diente en la que va a ir colocado el atache.
  • Luego, se lava y se seca el diente para que el atache pueda quedar bien adherido.
  • A continuación, se rellenan con composite los huecos de los ataches en la férula.
  • Por último, el doctor coloca las férulas en la boca del paciente y utiliza una lámpara de polimerización para sellar bien el atache al diente y que no se caiga.

¿Qué función tienen los ataches?

La función de los ataches es ejercer una presión extra sobre los dientes con el fin de conseguir una serie de movimientos dentales que la propia ortodoncia invisible no puede realizar por sí sola.

De esta manera, una vez adheridos a la férula, los ataches funcionan como una especie de palanca que empuja a los dientes para cambiarlos de posición y obtener los resultados deseados.

Tipos de ataches

Cada paciente es un mundo y por tanto su situación bucodental puede ser muy variada. Por eso, existen distintos tipos de ataches, para poder así tratar adecuadamente cada caso. A continuación, te explicamos cuáles son:

Ataches convencionales

Los ataches convencionales o de mayor utilización suelen ser elipsoidales y rectangulares. Pueden ser colocados tanto vertical como horizontalmente y miden 3 mm de largo, 2 mm de ancho y 1 mm de grosor.

Ataches optimizados

Los ataches optimizados están diseñados para ejercer un movimiento específico en cada uno de los dientes. Por esa razón no se puede cambiar ni su tamaño ni su posición. En Smysecret contamos con diferentes clases de ataches optimizados para lograr corregir la posición de los dientes en función de cada paciente:

  • Extrusión: se colocan en incisivos, caninos y premolares y mejoran los movimientos de extrusión.
  • Intrusión: se posicionan en los premolares para solucionar el problema de la intrusión de dientes anteriores.
  • Rotación: se ubican en caninos y premolares y permiten rotar dichos dientes.

¿Cuánto tiempo hay que llevar ataches?

Cuando un paciente necesita llevar ataches debe saber que estos pueden utilizarse durante tan solo unos meses o a lo largo de todo su tratamiento. Todo dependerá de la situación de su boca y de la posición inicial de sus dientes.

Sin embargo, es importante saber que su ubicación puede variar. Es decir, el composite puede colocarse inicialmente en unos dientes concretos y luego cambiarse a otros en función de las necesidades de su boca y de cómo avance el tratamiento.

66ff3a2c 17e5 41a9 80bf 072fde747986

 ¿Los ataches duelen?

Llevar ataches no supone un problema para los pacientes, pues aparte de estéticos son prácticamente indoloros y o suelen provocar heridas. Todo esto hace que resulten bastante cómodos para quien los lleva. De hecho, ¡ni tienden a caerse ni dan problemas la hora de comer!

Las únicas molestias que se pueden llegar a sentir se producirán durante los primeros días del tratamiento, ya que como hemos explicado anteriormente, los ataches tienen la función de hacer presión sobre los dientes y esto es algo totalmente nuevo para las personas que nunca antes han utilizado ortodoncia.

Conclusiones

Los ataches se han convertido en el mejor complemento de la ortodoncia invisible, pues además de ser cómodos y estéticos, contribuyen a mejorar la posición de los dientes y a conseguir los objetivos propuestos por el ortodoncista.

Por tanto, son una herramienta muy útil para ayudarte a conseguir la sonrisa de tus sueños, ¡no te preocupes si tienes que llevarlos!