stripping dental

El stripping dental es una de las técnicas más utilizadas actualmente en los tratamientos de ortodoncia. Esto se debe a que permite ganar espacio para poder alinear los dientes de los pacientes que presentan apiñamiento dental.

En el artículo de hoy vamos a darte todos los detalles de este procedimiento. Este, además, es uno de los menos invasivos y, por tanto, más recomendables, para ganar espacio.

¿Qué es el stripping dental?

El stripping dental es un procedimiento que se realiza a los pacientes que llevan un tratamiento de ortodoncia y sufren de dientes apiñados. En otras palabras, se podría decir que el apiñamiento dental es lo contrario a tener diastemas (separaciones entre dientes).

A modo de resumen, el stripping consiste en “limar” ligeramente los dientes que presentan apiñamiento para ganar espacio entre ellos. De esta manera, el ortodoncista puede ganar entre 0,2 y 0,5 milímetros a cada lado del diente.

¿Cómo se hace el stripping dental?

Como ya hemos avanzado, el stripping consiste en reducir interproximalmente el esmalte de los dientes. Para llevar a cabo esta técnica, el ortodoncista puede recurrir al siguiente instrumental:

  • Tiras de pulir: son utilizadas para llevar a cabo la técnica de manera manual. De esta forma, se desgasta una menor cantidad de esmalte.
  • Fresas de pulido: se usan para realizar el procedimiento de manera mecánica. Por ello, permiten ganar más espacio entre diente y diente. Esto requiere que las fresas de pulido sean utilizadas con sumo cuidado y precisión por parte del ortodoncista. 

¿Cuándo se realiza stripping dental?

El stripping es un procedimiento que se realiza en una gran cantidad de pacientes que llevan ortodoncia y necesitan ganar espacio para que sus dientes se coloquen y alineen correctamente. 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen otras técnicas de ganancia de espacio. Por ejemplo, la expansión de la arcada o la extracción de piezas dentales.

La elección entre cada una de estas técnicas se basa, fundamentalmente, en el grado de apiñamiento que presente el paciente. 

El stripping es la técnica de ganancia de espacio más conservadora de todas. Por ello, se realiza en los casos de apiñamiento leve, cuando la necesidad de espacio no es muy grande.

¿Qué otras técnicas existen para ganar espacio entre los dientes?

Como ya hemos adelantado, el stripping dental no es la única técnica que permite ganar espacio entre los dientes. Además de esta técnica existen las siguientes:

Expansión de la arcada

Esta técnica permite aumentar la longitud de la arcada mediante la colocación de aparatos fijos o removibles. Además, ayuda a corregir las maloclusiones transversales.

Por tanto, soluciona la mordida cruzada unilateral, que muchas veces se debe a la inclinación dentaria anormal de los dientes superiores hacia palatino (hacia el paladar) o de los dientes inferiores hacia vestibular (hacia afuera).

Protrusión de incisivos

Con esta técnica, el espacio se obtiene llevando los dientes incisivos ligeramente hacia adelante mediante el uso de aparatos fijos o removibles.

Lo que se corregiría en este caso es la mordida de clase II,  es decir, cuando los dientes superiores encajan por delante de los dientes inferiores. 

Extracción de piezas dentales

La extracción de piezas dentales es, probablemente, la técnica más invasiva de todas las que existen. Por tanto, se intenta recurrir a ella en el menor número de ocasiones posible.

Sin embargo, es el método que permite ganar mayor espacio. Por tanto, en algunos casos resulta imprescindible recurrir a él. 

Cuando el ortodoncista considera que la extracción de piezas dentales es necesaria, normalmente se decanta por los premolares, que son los dientes que menores perjuicios funcionales y estéticos ocasiona extraer.

¿El stripping dental duele?

El stripping dental no duele, ya que se realiza sobre la capa más externa del diente: el esmalte. El esmalte no cuenta con terminaciones nerviosas y, por tanto, no tiene sensibilidad. Esto se debe a que la sensibilidad de los dientes viene dada por la dentina, que es la capa más interna del diente.

Dado que con el stripping se “lima” una parte mínima y superficial del esmalte -y que no causa ningún tipo de dolor– tampoco es necesario aplicar anestesia.

Muchas veces, el hecho de mencionar a los pacientes que vamos a “limar” sus dientes provoca algo de reparo. Sin embargo, no existe ninguna razón para temer el tratamiento.

El stripping dental es totalmente inofensivo para el diente, siempre y cuando se realice de manera correcta. Por ello, siempre debes elegir un buen profesional de la salud bucal para que realice este tratamiento y puedas relajarte durante todo el proceso.

¿Qué riesgos tiene el stripping dental?

El stripping dental es una técnica con escasos riesgos o contraindicaciones, siempre y cuando sea realizada por un ortodoncista con gran experiencia en este tipo de casos.

De lo contrario, se corre el riesgo de rebajar el diente más de lo recomendable. Y que, con ello, se erosione el esmalte y quede expuesto el nervio, lo que podría causar dolor y sensibilidad en las piezas dentales.

Dicho esto, también resulta imprescindible incidir en que el stripping nunca debe ser realizado por el propio paciente

El hecho de que una persona se lime los dientes por su cuenta puede ocasionar, además de todo lo anterior, infecciones o fracturas en los dientes. 

Esto, a su vez, podría hacer imprescindible la extracción de las piezas dentales limadas y la colocación de implantes dentales.

Por todo ello, resulta fundamental acudir a un ortodoncista con amplia experiencia y que realice el procedimiento de stripping dental cada día, como los odontólogos con los que contamos en Smysecret. 

¿Cómo se recupera el esmalte tras realizar stripping dental?

Tal y como hemos señalado en este artículo, el stripping es una técnica muy conservadora, siempre y cuando se realice correctamente.

Es decir, permite conseguir espacio para que los dientes se alineen correctamente, respetando la naturaleza original de la dentadura.

Por ello, no tienes que hacer nada especial para recuperar el esmalte tras realizar el procedimiento, ya que no daña el diente.

Sin embargo, si, en general, te preocupa fortalecer el esmalte de los dientes te recomendamos cepillarte dos veces al día con una pasta dental que sea rica en fluoruro.

De esta manera, podrás conseguir que tus dientes se mantengan más limpios y sanos con el paso del tiempo. Y que, a su vez, resistan mejor las pequeñas “agresiones” a las que se exponen cada día: el frío, los ácidos o los azúcares. 

¿Quieres saber si eres candidato para ortodoncia invisible?
Haz el test en solo 30 segundos y descúbrelo

Test de Candidato

1ª Visita gratuita y presupuesto sin compromiso