¿Cómo me puedo hacer un blanqueamiento dental casero?

A todos nos gustaría lucir una sonrisa tan blanca como la de Brad Pitt o Jessica Alba sin tener que ir al dentista. Pero sentimos decirte que lucir unos dientes deslumbrantes lleva algo más de trabajo de lo que parece. No te dejes engañar por el marketing, vamos a contarte cómo puedes hacerte un blanqueamiento dental en casa sin poner en peligro tu salud oral.

Lo que necesitas saber antes de hacerte un blanqueamiento dental desde casa

Dejarte llevar por la fiebre de los dientes blancos está bien hasta que decides probar los blanqueamientos dentales “naturales” que abundan por internet. Por si no lo sabías, estos pueden provocar graves daños en tus dientes, además de ser prácticamente infectivos. Para que entiendas el por qué tienes que saber cómo se puede aclarar un diente de verdad.

Seguramente pienses que al blanquear el diente se tiene que aclarar la parte externa, la que tu puedes tocar con el dedo. Pero no te engañes, para que un diente se blanquee necesitas que llegue oxígeno hasta la dentina, que está en el interior del diente. Para ello se utilizan unos elementos formulados en peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Básicamente la función de estos geles es ayudar a que el oxígeno llegue a su destino y hacen que se descompongan y reflejen la luz. Este reflejo de luz consigue que tus dientes se vean más blancos.

Dichos blanqueamientos solo pueden conseguirse en clínicas dentales, ya que por ley en España está prohibida su venta directa al público. Esto se debe a que existe el riesgo de que te sobreexpongas y dañes tus dientes, por lo que debe ser supervisado por un profesional.

¿Cómo me puedo hacer un blanqueamiento dental en casa?

Como decíamos en YouTube abundan los vídeos de blanqueamientos dentales para hacerte en casa. No te engañes, muchas de los youtubers aclaran sus dientes en clínicas dentales y otros llevan carillas pero a ti te dicen que lo hacen con  alguno de estos trucos.

Blanqueamiento dental con bicarbonato

Busca un poco y verás todos los artículos y vídeos que prometen que tus dientes lucen más claros con tan solo cepillarse los dientes con bicarbonato. No te aconsejamos el riesgo, esta sustancia es altamente abrasiva al frotar. Así, dañas el esmalte de tus dientes, empeoras la salud de tus encías y te estarás produciendo sensibilidad dental sin necesidad.

Blanqueamiento dental con agua oxigenada

Al igual que el bicarbonato, el agua oxigenada al frotarla en los dientes todos los días, lo único que hace es generar una abrasión en tus piezas dentales. En muchos sitios leerás o verás que la formulación del agua oxigenada es similar a la del peróxido de hidrógeno. Y en cierto modo no van desencaminados. La diferencia es que para que blanquee y no dañe los diente el oxígeno de la fórmula debe liberarse y penetrar en el diente. Frotándolo no penetra, simplemente te estropeas el diente.

Blanqueamiento con carbón activado

Este es el producto de moda para blanquear dientes. Y sentimos decirte que no hay evidencia científica de que esto sea así. De lo que sí hay pruebas es de que produce daño en el esmalte, sensibilidad dental y lo que es más preocupante, hace que las encías se retraigan.

Blanqueamientos dentales de farmacia

La mayoría de estos productos no aclaran tus dientes. Tal y como te hemos comentado al principio del artículo, en España está prohibida la venta directa al consumidor . Para que se pueda vender, la cantidad de producto blanqueador que puede tener es ínfima. Y por tanto son completamente inefectivos. Y nos referimos a productos de farmacia como férulas blanqueadoras o pastas de dientes.

Existe un blanqueamiento dental para casa seguro

Realmente existe más de un blanqueamiento dental de uso casero que es seguro. Sin embargo, no podemos asegurar los resultados más allá de la marca GLO, con la que trabajamos en las Clínicas sMySecret. Nuestro blanqueamiento está formulado en peróxido de hidrógeno. Puedes elegir entre hacerte un tratamiento combinado entre aplicaciones en la clínica (con mayor concentración, pero supervisadas) o realizártelo en más sesiones, pero desde la comodidad de tu casa, ya que el producto tiene menos concentración.

GLO, da igual que sea en la clínica o en casa, se usa del mismo modo. Tras salvaguardar las encías y labios con el protector, se pone el producto en los dientes y se hacen 3 aplicaciones de 8 minutos. Por lo tanto, las sesiones son mucho más cortas que con otras marcas de blanqueamiento. Pero sin duda lo que hizo que en sMySecret nos enamorásemos de GLO es que ¡no produce sensibilidad! No necesitarás tomarte un ibuprofeno después porque no duele nada.

No notarás ninguna molestia gracias al diseño patentado de la pieza de boca, que hace que el oxígeno no se escape. Este es el principal motivo por el que el resto de los blanqueamientos dentales si producen dolor.

Además, es muy fácil de usar en casa. El dispositivo GLO te avisa cuando acaba cada aplicación de 8 minutos. Repites el proceso 3 veces y listo. Puedes colgarte el dispositivo en el cuello y hacer cualquier cosa: cocinar, leer, limpiar la casa, tomar el sol… No interfiere para nada en tu vida diaria.

Y la pregunta del millón, ¿cuándo veré los resultados? Dependiendo cuántos tonos quieras aclarar tus dientes, el proceso durará más o menos. Por lo general nuestros pacientes ven resultados desde la primera sesión si se realizan las aplicaciones bien. Nosotros siempre te lo explicaremos bien para que todo vaya según lo esperado.

Te recordamos que el kit de blanqueamiento GLO para casa solo se puede adquirir en clínicas dentales, en España no es un producto de venta al consumidor. Elige tu clínica más cercana para adquirirlo y pide tu cita en el 900 921 857.