causas dolor muelas

10 remedios caseros para el dolor de muelas

 

¿Estás buscando trucos o remedios caseros que logren quitar el dolor de muelas al instante? Es curioso, pero muchas veces el dolor de muelas surge en momentos muy inoportunos e inesperados: por la madrugada, días festivos o durante el fin de semana, cuando las clínicas dentales suelen estar cerradas.

Si te encuentras en esta molesta situación y necesitas saber cómo aliviar el dolor de muelas rápido hasta que puedas conseguir cita en el dentista , aquí te dejamos 10 remedios caseros que te ayudarán a sobrellevarlo. 

Antes de empezar, es importante saber que el dolor de muelas es una de las dolencias más comunes, pero también de las más incómodas, dolorosas y debilitantes, y puede aparecer en cualquier momento sin aviso previo.

Si te duele una muela, es muy probable que estés atravesando por una inflamación en el centro del diente -conocida como pulpa- provocada por una carie.

Otras causas del dolor de muelas pueden ser el sarro, haber sufrido de un golpe o lesión en la mandíbula o, incluso, estar sufriendo de dolor de oídos o sinusitis.

Algunos dolores de muelas también pueden surgir después de algún tipo de tratamiento dental como, por ejemplo, un empaste que te haya dejado irritado el centro del diente.

Sea cual sea el motivo que esté causando el dolor, es importante que consigas cita  lo más rápido posible para que el dentista que pueda averiguar la razón, diagnosticarte correctamente y puedas recibir el tratamiento adecuado. Ten en cuenta que estos remedios caseros para el dolor de muelas solamente serán útiles para aliviar el malestar de forma transitoria y no constituyen de ninguna forma un tratamiento profesional. ¡Vamos allá!

10 sencillos remedios caseros para el dolor de muelas

 

A) Gárgaras con salmuera (agua y sal)

El agua salada es conocida por sus propiedades desinfectantes y cicatrizantes. Enjuagarte la boca y hacer gárgaras con agua y sal es un buen truco para quitar el dolor de muelas al instante. También ayudará a aflojar los pequeños restos de alimentos que puedan estar atrapados entre tus dientes.

¿Cómo preparar salmuera?

Mezcla media cucharada de sal marina con un vaso de agua tibia y utilízalo de la misma manera que haces con el enjuague bucal.

B) Aplica frío en la zona

Este truco para aliviar el dolor de muelas es un clásico y puede resultar muy efectivo. Al aplicar frío en la zona afectada, los vasos sanguíneos se contraen y sentirás un alivio, de modo que el dolor de muelas será más llevadero.

¿Cómo hacer una compresa fría?

Necesitarás hielo, una bolsa y una toalla. Introduce el hielo dentro de la bolsa, y envuelvela con la toalla. Pon la compresa en la zona afectada durante 20 minutos y repite cada pocas horas.

C) Ajo: remedio casero ancestral

Otro remedio casero para el dolor de muelas bastante común es el ajo. Durante siglos, el ajo ha sido utilizado para calmar diversas dolencias gracias a sus propiedades analégiscas y antibacterianas. El ajo no solo puede ayudar a eliminar bacterias, sino que también te ayudará a aliviar el dolor.

¿Cómo aplicar el ajo?

Machaca un diente de ajo hasta formar una pasta y aplícalo en la zona donde estás experimentando el dolor. También puedes añadirle a la pasta un poco de sal.

Si prefieres, también sirve masticar lentamente el diente de ajo.

D) Bolsas de infusión de menta o té negro

Aplicar bolsitas de té negro o menta para aliviar el dolor de muelas es un truco muy socorrido y efectivo entre los remedios caseros para este problema.

Las bolsitas de infusión de menta pueden ser útiles para adormecer el dolor y calmar la sensibilidad de las encías. Por otro lado, si tienes bolsitas de té negro, el ácido tánico que contiene actuará como antiinflamatorio y analgésico.

¿Cómo aplicar las bolsitas de té / infusión?

En una taza con agua bien caliente, introduce la bolsita durante unos segundos. Quítala y espera que se entibie. A continuación, aplícala en la zona afectada.

E) Clavo de olor molido o en polvo

El clavo de olor, al igual que el ajo, ha sido utilizado durante milenios para calmar el dolor de muelas gracias a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Además, el clavo de olor contiene eugenol, un activo que actúa como antiséptico natural.

¿Cómo aplicar el clavo de olor?

Vacía una bolsita de té o infusión y añade dentro el clavo de olor en polvo o bien molido con la ayuda de un molinillo. Ata la bolsita con un hilo limpio y ponla entre la encía y la muela que te duele. A medida que vayas salivando, el paquetito filtrará el clavo de olor.

También puedes utilizar aceite de clavo de olor, disponible en herbolarios, y aplicar unas gotas con la ayuda de un bastoncillo.

F) Hilo dental

Cabe la posibilidad que el dolor de muelas que estás sufriendo sea debido a restos de comida entre los dientes. Para descartar esto, utiliza hilo dental para eliminar aquellos restos que puedan estar ocasionando las molestias.

¿Cómo utilizar el hilo dental?

Corta un trozo de hilo dental y sostenlo con los dedos pulgares e índices, de modo que quede tirante. Deslízalo de forma suave entre las muelas y cúrvalo con cuidado rodeando su base.

G) Extracto de vainilla

Si tienes extracto de vainilla en el armario de la cocina, es el momento de utilizarlo para aliviar ese dolor de muelas tan molesto. Este ingrediente, a menudo empleado en la pastelería, contiene alcohol que calmará las molestias.

¿Cómo aplicar el extracto de vainilla?

Aplica unas gotitas de extracto de vainilla en un bastoncillo o en un trocito de algodón. Ponlo en la zona que te duele varias veces al día.

H) Perejil fresco

Si tienes perejil en casa, también puede ayudarte a aliviar el dolor de muelas. Esta hierba aromática, que puedes encontrar en cualquier supermercado o verdurería de barrio, tiene probadas propiedades anestésicas que pueden socorrerte mientras consigues hora en el dentista.

¿Cómo aplicar el perejil?

Es tan simple como masticar suavemente las hojas de perejil fresco, especialmente por el lado donde sentimos las molestias.

I) Tomillo fresco

El tomillo es otro de los remedios caseros para calmar el dolor que puedes encontrar en cualquier supermercado. Esta especia tiene agentes antiinflamatorios que te serán de ayuda para superar las molestias.

¿Cómo aplicar el tomillo?

Lleva a ebullición una taza de agua en una ollita y añade el tomillo fresco. Déjalo hervir 2 o 3 minutos y luego deja enfriar. Haz gárgaras con esta infusión.

J) Cúrcuma

Por último, la cúrcuma también es efectiva para aliviar el dolor de muelas ya que también contiene propiedades antisépticas y analgésicas.

¿Cómo aplicar la cúrcuma?

Diluye una cucharada de cúrcuma en 2 cucharadas de agua tibia, hasta que quede una pasta cremosa. Con la ayuda de un bastoncillo o un trocito de algodón, aplica la pasta en la zona afectada, déjala actuar 10 minutos y enjuaga. Hazlo al menos 2 veces al día.

Esperamos que estos remedios caseros para el dolor de muelas alivien tus molestias hasta que puedas conseguir cita en el dentista.

Te volvemos a reiterar que todos estos trucos sirven de forma temporal y que solamente acudiendo a la clínica dental para que te den un tratamiento adecuado resolverá el problema de raíz.