Tipos de mordida

Actualizado: 9 febrero, 2021

Actualmente, muchas personas sufren de problemas de mordidas las cuales generan consecuencias y afectan la salud dental. Sin duda, una buena salud dental traerá como beneficio una excelente calidad de vida. 

En el siguiente artículo hablaremos sobre los tipos de mordidas que existen. Se dice que la mayoría de los factores involucrados con la mordida se encuentran relacionados con dolores de cabeza, desgaste de los dientes y la alineación dental. Por esta razón, es bueno realizar un chequeo anual y conocer si se tiene la mordida correcta. 

Mordida abierta

La mordida abierta se da cuando varios dientes no logran conectar correctamente, por lo que estos se encuentran ligeramente levantados. Se considera uno de los tipos de mordidas que una gran cantidad de personas padecen. Las causas de la mordida abierta, generalmente, surgen de los malos hábitos en la niñez: esta es una de las razones por lo que el uso frecuente de chupetes no es recomendable para los pequeños ya que a largo plazo genera consecuencias. 

Existen varios tipos de mordidas abiertas como la posterior, lateral, entre otros, en estos casos el odontólogo será el encargado de determinar el tipo de mordida abierta. El tratamiento para corregir este tipo de mordida es la ortodoncia. 

Mordida cruzada

La mordida cruzada tiene relación con la forma en que los dientes encajan, es decir, un problema relacionado a la maloclusión. Esta se caracteriza porque los dientes superiores quedan por detrás de los dientes inferiores al realizar la mordida. Esta se clasifica en tres tipos: dentarios, esquelético y mixto este último como su nombre lo indica, incluye ambos problemas en cuestión (dentario, esquelético). Con respecto a las causas de la mordida cruzada estas se vinculan con la herencia y los malos hábitos que surgen en la edad temprana. 

El tratamiento que se da en aquellas personas que sufren de mordida cruzada sean niños o adultos va a variar de acuerdo al tipo. Frecuentemente, en los adultos se realiza una cirugía que permite encajar los dientes correctamente y en los niños se busca una buena apertura por medio de un expansor. 

Mordida en tijera

Otro de los problemas de maloclusión es la mordida en tijera, donde los dientes que conforman la mandíbula en la parte inferior y superior no encajan como debe ser. Esto genera como consecuencia problemas al masticar; sin embargo, la mordida en tijera no es tan frecuente como la mordida cruzada.  

Una de las causas de este tipo de mordida es la mala colocación de la lengua, por ello, es recomendable que los padres se informen acerca de los buenos hábitos. Por otro lado, es común la mordida en tijera en aquellas personas que no tienen espacio suficiente para que los dientes salgan. Para tratar este tipo de mordida es necesario aplicar ortodoncia.  

Sobremordida

Se dice que una persona tiene sobremordida cuando los dientes superiores sobresalen de los dientes inferiores. Esto debe corregirse de inmediato ya que trae como consecuencia problemas de caries impidiendo una correcta higiene bucal, enfermedades que pueden ocasionar la pérdida de dientes en el peor de los casos. Las principales causas de la sobremordida son: uso excesivo del chupete en la infancia, chuparse el dedo, paladar hundido, tamaño de la mandíbula y los dientes. 

La sobremordida es uno de los tipos de mordidas que pueden afectar hasta la forma de hablar. Es necesario recurrir al odontólogo para que chequee y establezca el tratamiento a seguir como ortodoncia o cirugía en caso de los adultos. 

Mordida de clase 1

Dentro de la mordida de oclusión se encuentra la mordida de clase 1, se dice que este tipo de mordida es prácticamente perfecta. Donde encajan correctamente los dientes, la mandíbula y el maxilar. Esta mordida trae como consecuencia el diastema que genera problemas relacionados con la higiene bucal como las caries, el sarro. Otra consecuencia es el apañamiento, el cual no deja espacio a los dientes que están por salir. 

Los tratamientos que se utilizan para corregir la mordida de clase 1 son el uso de brackets o alineadores, entre otros. Muchas veces es difícil determinar este tipo de mordida; por ello, no deben faltar los chequeos anuales. 

Mordida de clase 2

La mordida de clase 2 es uno de los tipos de mordidas que produce problemas estéticos en la persona. En estos casos las arcadas se encuentran a distancia, impidiendo una correcta mordida. Otro de los aspectos a mencionar de la mordida de clase 2 es que la arcada superior se encuentra adelantada. La principal causa de este tipo de mordida es la herencia de los padres. 

En adultos corregir la mordida de clase 2 va a ser más complicado, en cambio en los niños ya que se encuentran en proceso de formación con un buen especialista y siguiendo el tratamiento adecuado tomará menos tiempo. 

Maloclusión de clase 3

La maloclusión de clase 3 es uno de los tipos de mordidas menos frecuente en la población, este se identifica debido a que existe una posición adelantada de la arcada inferior. Este tipo de mordida se clasifica en varios tipos, entre ellos se encuentran: esqueléticas, dentarias y la clase alveolodentaria.  

Sin duda, los especialistas recomiendan tratar de inmediato este tipo de maloclusión para de esta forma, contribuir a la estética de las personas y corregir este problema. Esto puede hacerse mediante tratamientos de ortodoncia o alguna cirugía. 

Ortodoncia

La ortodoncia es una especialidad de la odontología, esta tiene como función corregir todos los problemas relacionados con la alineación de los dientes, la maloclusión, entre otros. Gracias a la ortodoncia una gran cantidad de personas obtienen la sonrisa que desean; además de esto nos permite tener una correcta salud bucal. 

Hay que puntualizar que en la mayoría de casos, se puede utilizar ortodoncia invisible para corregir la mordida, pero en ocasiones es necesario utilizar otros tipos de ortodoncia.

Cada día en la ortodoncia se realizan nuevos estudios que permiten corregir perfectamente los problemas de mordidas. Esto va desde el uso de brackets hasta las diversas cirugías. Los tratamientos de ortodoncia pueden realizarse en niños, adolescentes e incluso adultos aunque el proceso de los mismos tomará más tiempo. Por ello, si presentas algunos de los problemas de mordida mencionados no dudes en realizarte un chequeo.