mordida

No todo el mundo tiene la suerte de que al cerrar la boca sus dientes encajen a la perfección y esto, puede provocar graves problemas de maloclusión. En este sentido, y en función de la dentadura y de la mandíbula de cada persona, existen distintos tipos de mordida y, por supuesto, no todos son correctos.

Si quieres saber qué clase de mordida tienes, si es correcta o no y qué consecuencias puede tener sobre tu salud bucal, no dudes en leer el siguiente artículo 😊

¿Cuáles son los tipos de mordida?

Tener una mordida correcta es un factor muy importante para poder disponer de una buena salud bucodental. Y no solo eso, también es importante porque, en caso contrario, una mala mordida puede provocar problemas de maloclusión, además de dolores de cabeza, de oído o de cuello. Incluso puede ser la responsable de que tengamos dificultades y molestias a la hora de masticar.

Es por ello que, en función de cómo cierre la boca cada persona y de cómo encajen sus dientes a la hora de hacerlo, podemos hablar de diferentes tipos de mordida.

Clase I

La mordida de clase I, también conocida como normoclusión, tiene lugar cuando el canino superior encaja entre el canino y el primer premolar inferior, suponiendo esto una mordida correcta donde los dientes encajan a la perfección.

Clase II

La mordida de clase II es aquella en la que, al contrario que en el caso anterior, el canino superior encaja por delante del espacio que existe entre el canino y el primer premolar inferior.

Este tipo de mordida puede provocar una inclinación incorrecta de los incisivos y también inestabilidad mandibular.

Clase III

La mordida de clase III se produce cuando el canino inferior está más desplazado hacia delante de lo normal (3-4mm) y suele asociarse con una desviación de la mandíbula.

Mordida cruzada

La mordida cruzada se produce cuando los dientes inferiores están superpuestos (por fuera) a los superiores de forma transversal.

La mordida cruzada no es la única maloclusión dentro del plano transversal, sino que también podemos encontrar la mordida en tijera que, a diferencia de la anterior, este tipo de mordida se caracteriza porque las piezas superiores encajan por fuera de las piezas inferiores

En estos casos, mejorar la posición de los dientes dependerá generalmente de utilizar un tratamiento de ortodoncia.

Tipo de mordida cruzada

Mordida abierta

La mordida abierta tiene lugar cuando aun estando la boca cerrada los dientes no llegan a chocar en ningún momento. Este tipo de mordida puede ser hereditaria, aunque es cierto que puede tener su origen en malos hábitos bucales, como chuparse el dedo . Para solucionarlo, es recomendable realizar un tratamiento de ortodoncia, aunque en algunos casos será necesario recurrir a una cirugía ortognática para tratar de recolocar la mandíbula del paciente.

Tipo de mordida abierta

Sobremordida

La sobremordida se produce cuando los dientes superiores se superponen a los inferiores, llegándolos a cubrir casi al completo. A nivel estético no es tan perceptible como otros tipos de mordida, pero puede llegar a provocar problemas de salud y ciertos dolores musculares. Por ello, se suele recurrir a tratamientos de ortodoncia para solucionarlo.

Tipo de mordida profunda

Mordida de borde a borde

La mordida de borde a borde es aquella en la que el borde de los incisivos superiores choca con el de los dientes inferiores. El roce continuo va a provocar el desgaste de las piezas dentales y como consecuencia de ello va a tener lugar un aumento de la sensibilidad dentaria. Además, en caso de mucho desgaste, puede producirse también una disminución de la altura del tercio inferior de la cara.

Este tipo de maloclusión puede solucionarse tanto con aparatología como con un tratamiento de carillas o coronas.

Tipo de mordida de borde a borde

Resalte

El resalte se produce cuando los dientes superiores sobresalen notablemente sobre los inferiores, existiendo una distancia entre ellos de más de 2mm. También puede producirse en sentido contrario, cuando los dientes superiores se inclinan hacia atrás de los dientes inferiores.

Dependiendo de la edad del paciente, se le recomendará utilizar ortodoncia invisible, fija o removible.

Tipo de mordida de resalte

¿Cuál es el mejor tipo de mordida?

Está claro que el mejor tipo de mordida es aquella en la que, cuando se cierra la boca, los dientes encajan a la perfección. En este sentido, la mordida ideal sería la que consideramos de clase I, pues es la única que presenta un correcto encaje de los dientes.

Para ello, necesitamos que el canino inferior esté colocado 3-4mm por delante del canino inferior, significando esto que el canino superior encaja entre el primer premolar y el canino inferior. Además, es fundamental que la boca no presente apiñamiento dental ni tampoco una separación excesiva entre los dientes (diastemas).

¿Cómo saber qué tipo de mordida tengo?

Si te interesa saber qué tipo de mordida tienes, lo primero que debes hacer es documentarte y leer este artículo de arriba abajo. 😉

Además, te recomendamos acudir al dentista para que un especialista realice una valoración más exacta de tu boca. Así, podrás estar más segur@ del tipo de oclusión que tienes.

Recuerda que es importante que lo sepas, ya que una mala mordida puede perjudicar negativamente a tu salud física y bucodental.