Gingivoplastia: ¿Qué es y cómo se hace?

La gingivoplastia es un tratamiento estético que permite mejorar uno de los aspectos más importantes de la sonrisa: las encías. Normalmente, las encías pasan inadvertidas en la boca y, por ello, apenas reparamos en ellas cuando una persona sonríe.

El problema surge cuando las encías ocupan más protagonismo del habitual, lo que puede afear, considerablemente, la sonrisa y hasta ocasionar complejos.

¿Qué es la gingivoplastia?

La gingivoplastia es una pequeña cirugía que permite reducir el tamaño de las encías en pacientes que presentan sonrisa gingival. Es decir, la gingivoplastia es un tratamiento pensado para quienes enseñan una gran cantidad de encía al sonreír.

El objetivo de la gingivoplastia es disminuir la altura de las encías con el objetivo de que los dientes se vean más grandes y ganen protagonismo. De esta manera, la sonrisa tendrá un aspecto más armónico y proporcionado.

¿Cómo se hace la gingivoplastia?

A continuación, te vamos a contar los pasos que seguimos en nuestras clínicas dentales para realizar una gingivoplastia:

1- Planificación

Los expertos en Estética Dental planifican la cirugía previamente para conseguir un resultado preciso. De esta manera, disminuye notablemente el margen de error a la hora de reducir el tamaño de la encía.

Para evitar los errores, tomamos medidas de la boca del paciente y diseñamos una férula guía a través de un programa digital en el ordenador. Posteriormente, enviamos todas las indicaciones y medidas al laboratorio dental para que fabrique la férula guía.

El día de la cirugía, colocamos al paciente dicha férula guía, con la que nos aseguramos de remodelar la encía exactamente como habíamos planificado.

2- Anestesia

Justo antes de iniciar el procedimiento, nuestros dentistas aplican anestesia local en la zona donde se va a llevar a cabo la cirugía.

Con ello, adormecemos la encía y evitamos que el paciente sienta dolor o molestias durante la intervención.

3- Láser de diodo

En nuestros centros, utilizamos un láser de diodo para reducir el tamaño de las encías. Esta técnica presenta una serie de ventajas frente al uso del bisturí convencional.

Por ejemplo, el láser de diodo no produce sangrado, ya que cauteriza (cura) la encía a medida que la va recortando. Esto también hace que la cirugía no provoque una herida -como sí hace el bisturí convencional-. Como consecuencia de ello, la recuperación es más rápida y no resulta dolorosa.

¿Duele la gingivoplastia?

En general, podemos decir que la gingivoplastia es un tratamiento que no duele. En primer lugar, porque la intervención se realiza bajo anestesia local.

En segundo lugar, porque es una cirugía mínimamente invasiva. Esto hace que, durante los días siguientes, sea relativamente normal experimentar ligeras molestias. Sin embargo, son controlables con el uso de medicación analgésica.

Dicho esto, el hecho de utilizar el láser de diodo -como hacemos en nuestras clínicas- también reduce el dolor postoperatorio. Esto se debe a que el láser de diodo permite hacer dos cosas al mismo tiempo: remodelar y cauterizar la encía. De esta manera, la cirugía no ocasiona una herida al paciente, que es lo que causaría el dolor durante el postoperatorio.

Recuperación tras la gingivoplastia

Al igual que cualquier otro procedimiento dental, la gingivoplastia exige una serie de cuidados posteriores.

A continuación, te contamos cuáles son los principales consejos para dejar reposar la zona y que la recuperación sea un éxito:

  • Toma una dieta blanda y fría: durante las primeras 24 horas debes masticar con cuidado e ingerir, solamente, alimentos blandos y fríos. No consumas, tampoco, bebidas calientes. Las altas temperaturas contribuyen a irritar la zona intervenida.
  • Evita el alcohol y el tabaco durante las primeras 24 horas: el alcohol altera el efecto de la medicación y el tabaco ralentiza la cicatrización.
  • Usa un cepillo dental de cerdas suaves durante los primeros días: cepíllate con cuidado, especialmente en la zona intervenida.
  • Utiliza un enjuague bucal con clorhexidina, en caso de que tu dentista te lo haya recomendado. La clorhexidina es un antiséptico que evita el desarrollo de infecciones.
  • Toma la medicación analgésica pautada por el odontólogo: respeta la dosis y la duración recomendada.

¿Cuánto tiempo dura la gingivoplastia?

La gingivoplastia es un tratamiento rápido y que se realiza en una sola sesión. Tiene una duración aproximada de 30 minutos.

Si quieres saber más detalles sobre este, u otros aspectos, te recomendamos ver el siguiente vídeo. En él, nuestra doctora te cuenta todos los detalles de la gingivoplastia.

Contraindicaciones de la gingivoplastia

En general, la gingivoplastia es un tratamiento con muy pocos riesgos asociados. Y, por ello, apenas tiene contraindicaciones. Sin embargo, hay determinados pacientes que necesitan someterse a un estudio más detallado para determinar si pueden recurrir a una gingivoplastia.

Las únicas contraindicaciones de la gingivoplastia se encuentran en personas inmunodeprimidas, que tienen problemas de coagulación o que padecen mucha sensibilidad dental.

¿Cuál es la diferencia entre gingivoplastia y gingivectomía?

Aunque sus nombres sean parecidos, no debemos confundir la gingivoplastia con otro tratamiento que se realiza en las encías: la gingivectomía.

Por un lado, la gingivoplastia tiene una finalidad estética, únicamente. Su objetivo es remodelar la encía para que no se vea tan grande en comparación con el diente.

Su principal diferencia con la gingivectomía es que esta última se realiza por motivos de salud. La gingivectomía tiene la función de eliminar el exceso de encía provocado por las bolsas periodontales, una situación que padecen las personas que han sufrido una periodontitis o piorrea agresiva.

Gingivoplastia: antes y después

A continuación, te mostramos el antes y el después de Cristina. A través de una gingivoplastia, nuestros odontólogos consiguieron transformar su sonrisa. Como verás, su cambio es de ¡wow!

mujer con antes de gingivoplastiadespués de gingivoplastia

Conclusiones

En Smysecret buscamos la sencillez y, a la vez, la eficacia de los tratamientos. Por eso, nos caracterizamos por realizar procedimientos poco invasivos, pero que tienen una gran repercusión estética en la sonrisa.

Esto es precisamente lo que hemos conseguido con nuestra gingivoplastia. Aparte de conseguir resultados muy visibles, es muy segura y precisa. La férula guía hace que el resultado planificado por el profesional sea el mismo que recibe el paciente. De esta manera, evitamos sorpresas o malentendidos desagradables.
En solo 30 minutos -tiempo que dura la gingivoplastia– el paciente se marcha a su casa con una sonrisa mucho más estética, armónica y proporcionada. Y, además, con el láser de diodo tiene la seguridad de que su postoperatorio va a ser lo más sencillo, cómodo y rápido posible.

Artículos relacionados

Déjanos tus datos y te llamamos

Información básica en protección de datos.
Conforme al RGPD y la LOPDGDD, ELVAS DENTAL S.L, con Donte Group S.L.U. tratarán los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada así como agendar o recordale la cita que hubiera agendado. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con nuestros productos y servicios. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad.

Gracias por contactarnos.

Ha sucedido un error. Inténtalo de nuevo más tarde.