Candidiasis oral: síntomas y tratamiento

candidasis oral

El hongo candida albicans es uno de los muchos microbios que viven en nuestro organismo. Por ejemplo, forma parte de la flora natural de la boca.

En la mayoría de los casos, este hongo pasa inadvertido, ya que nuestro sistema inmunitario se encarga de combatirlo y de mantener a raya su presencia. El conflicto aparece cuando, en un pequeño porcentaje de los casos, el hongo crece en exceso y causa candidiasis oral.

En el artículo de hoy, te vamos a contar por qué sucede esto, qué es la candidiasis oral y cómo se trata una vez que ha aparecido. Pero, por supuesto, también revelaremos qué consejos es necesario seguir para no volver a padecer una infección por candida albicans.

¿Qué es la candidiasis oral?

La candidiasis oral es una infección provocada por el hongo candida albicans, un microorganismo que se encuentra de forma natural en la boca. El problema surge cuando este hongo crece en exceso y da lugar a sintomatología.

Aunque cualquier persona puede padecer candidiasis oral, es mucho más frecuente encontrarla en niños, personas mayores o pacientes que tienen un sistema inmunitario debilitado (debido a enfermedades, al consumo de medicamentos…).

En personas sanas, la candidiasis oral es un problema que se resuelve de manera sencilla. Sin embargo, es mucho más difícil de controlar en personas con un sistema inmunológico débil.

¿Cómo saber si tienes candidiasis oral?

Para saber si tienes candidiasis oral es necesario realizar una visita al dentista. Sin embargo, hay una serie de síntomas que puedan hacer sospechar de la existencia de la infección:

  • Manchas blancas en la zona de la lengua, las encías, el interior de las mejillas y/o el paladar.
  • Lesiones blancas ligeramente inflamadas y con un aspecto cremoso, similar al requesón.
  • Enrojecimiento en la zona de las manchas y/o en las comisuras de la boca.
  • Ligero sangrado al contacto con las lesiones.
  • Sensación de ardor y dolor en la boca.
  • Dificultad o incomodidad para comer o tragar (fruto de las molestias provocadas por las lesiones)

¿Qué provoca la candidiasis oral?

La candidiasis oral solamente puede aparecer en sistemas inmunitarios que se encuentran debilitados. Es decir, cuando el mecanismo de protección natural falla. Existen muchas causas por las que una persona tiene el sistema inmunitario débil:

  • Bebés y niños pequeños: durante los primeros años de vida, tenemos un sistema inmunitario inmaduro (sin anticuerpos ni memoria inmunitaria). Esto nos hace ser propensos a contraer infecciones.
  • Adultos mayores: en general, el sistema inmunitario se vuelve menos eficaz a medida que envejecemos. Responde de manera más lenta y menos contundente al ataque de bacterias y otros antígenos, por lo que resulta muy vulnerable ante cualquier infección y enfermedad. Además, tiene menor capacidad para “recordar” antígenos a los que ya se había enfrentado, por lo que se defiende peor de su ataque.
  • Determinados tratamientos y enfermedades: el cáncer y el VIH -unidos a los medicamentos que se encargan de combatirlos- debilitan enormemente el sistema inmunitario. Lo mismo sucede con las personas trasplantadas, que toman medicamentos inmunosupresores para evitar que su cuerpo rechace el órgano trasplantado.
  • Antibióticos: el consumo de antibióticos es otra de las principales causas de candidiasis oral. Una persona que padece cualquier tipo de infección es más vulnerable a padecer candidiasis oral. Esto se debe a que los antibióticos alteran el equilibrio natural de los microorganismos presentes en nuestro cuerpo, muchos de los cuales sirven para evitar que el hongo candida albicans crezca en exceso.
  • Diabetes sin controlar: las personas que padecen una diabetes mal controlada tienen un exceso de azúcar en la saliva, lo que también contribuye a la proliferación del hongo candida albicans.

Tratamiento de la candidiasis oral

En general, la candidiasis oral es relativamente sencilla de eliminar. Sin embargo, es necesario acudir al dentista para que prescriba el tratamiento más adecuado.

Por ejemplo, en los casos más leves, el odontólogo suele pautar tratamiento antifúngico  durante varios días de forma tópica. En cambio, cuando la candidiasis es más severa y la aplicación tópica  no da resultado, se recetan medicamentos antimicóticos (en pastillas o jarabe) para tratamiento sistémico

Además del tratamiento con antimicóticos también es importante eliminar los factores predisponentes, por eso es importante una buena higiene dental y lingual.

¿Cómo prevenir la candidiasis oral?

Los principales consejos para prevenir las infecciones por cándida son los siguientes:

  • Cepíllate los dientes después de cada comida: el cepillado debe durar, al menos, dos minutos.
  • Utiliza el hilo dental al menos una vez al día: preferiblemente, úsalo en el último cepillado, en el de antes de acostarte.
  • Cambia el cepillo de dientes cada tres meses: si las cerdas están demasiado blandas o desgastadas no retirarán correctamente los restos de alimentos.
  • Vigila la sequedad bucal o xerostomía: el propio flujo de la saliva es un poderoso mecanismo para limpiar la boca y mantener a raya las bacterias. Una persona que tiene xerostomía (boca seca) o que lleva una dentadura postiza (que contribuye a la sequedad) tiene más riesgo de padecer candidiasis oral.
  • Visita al dentista una vez al año: en una revisión anual, el odontólogo podrá detectar problemas o patologías que cursen de manera asintomática para el paciente.
  • Evita el exceso de azúcar: el azúcar contribuye a la proliferación del hongo candida albicans.
  • Mantén un buen control de la diabetes (si padeces esta enfermedad): mantener la glucosa bajo control reducirá la cantidad de azúcar en la saliva. Y, por tanto, disminuirá el riesgo a padecer candidiasis oral.
  • Trata la candidiasis vaginal (en caso de que la tengas): la candidiasis vaginal está provocada por el mismo hongo que la candidiasis oral.

Tal y como has podido leer, la candidiasis oral no suele ser grave y, en la mayoría de los casos, se resuelve en unos días con tratamiento farmacológico.

Sin embargo, sí puede ser muy molesta y agravar los inconvenientes que ya de por sí padecen las personas que tienen otras enfermedades o problemas de salud (diabetes, candidiasis vaginal, cáncer, etc.).

Por tanto, ante los primeros síntomas de candidiasis oral te recomendamos hacer una visita al dentista para que pueda confirmar o descartar la existencia de la infección.

Bibliografía

Artículos relacionados

La halitosis y el mal aliento

Halitosis: causas y tratamiento

El mal aliento, también conocido como halitosis, es una de las enfermedades bucodentales más comunes que existen. De hecho, cada vez son más las personas…

Déjanos tus datos y te llamamos

Información básica en protección de datos.
Conforme al RGPD y la LOPDGDD, ELVAS DENTAL S.L, con Donte Group S.L.U. tratarán los datos facilitados, con la finalidad de contestar las dudas y/o quejas planteadas a través del presente formulario y facilitar la información solicitada así como agendar o recordale la cita que hubiera agendado. Siempre que nos lo autorice previamente, enviaremos información relacionada con nuestros productos y servicios. Podrá ejercer, si lo desea, los derechos de acceso, rectificación, supresión, y demás reconocidos en la normativa mencionada. Para obtener más información acerca de cómo estamos tratando sus datos, acceda a nuestra política de privacidad.

Gracias por contactarnos.

Ha sucedido un error. Inténtalo de nuevo más tarde.