xerostomia

Actualizado: 15 julio, 2021

¿Sientes sequedad bucal fuera de lo normal? Puede que estés frente a un cuadro de xerostomía, que no es más que la sensación de sequedad bucal por un funcionamiento deficiente de las glándulas salivales. 

A continuación hablaremos sobre la xerostomía: en qué consiste, sus causas y el tratamiento para solucionar la sequedad bucal. 

¿Qué es la xerostomía?

Ya para entrar en materia, debemos precisar en qué consiste la xerostomía: es una sensación cuya detección es de carácter subjetivo, puesto que el paciente tiene la impresión de tener sequedad en la boca. 

Dicha sensación puede deberse a una anomalía en el funcionamiento de las glándulas que producen saliva. La saliva es de gran importancia, debido a que proporciona un equilibrio en la cantidad de microorganismos presentes en la boca o también conocido como el ambiente oral. 

Tal equilibrio de microorganismos debe mantenerse para evitar la aparición de ciertos inconvenientes o enfermedades en la boca, tales como mal aliento, halitosis, caries en los dientes y otras enfermedades en las encías. 

Con el fin de tener un mejor panorama del alcance de la xerostomía, podemos disgregarla en dos tipos de acuerdo a su origen: 

  • Del tipo irreversible: se presenta cuando las glándulas han sufrido  daños que no tienen reparación y no pueden funcionar de forma correcta.
  • Del tipo reversible: se da al momento de tener actividad de las glándulas salivales, de forma residual, donde la secreción de saliva puede ser regulada o estimulada.

En términos generales la xerostomía, puede afectar al momento de hablar y hasta la ingesta de alimentos. Así mismo, dificulta el uso de las dentaduras postizas, y existen estudios que indican que el 20% de los ancianos son afectados por este problema. 

Por otra parte, entre los síntomas que pueden presentar los pacientes, destacan los siguientes: 

  • Laringitis, faringitis, estreñimiento o dispepsia.
  • Sensibilidad en los dientes y afectaciones de caries.
  • Inflamación de las encías (conocida como gingivitis) y de las mucosas (estomatitis).
  • Enrojecimientos, sequedad, irritación y hasta agrietamiento de los tejidos blandos, que permiten que los microorganismos afecten la salud bucal.
  • Aparición de úlceras que pueden causar dolor, y ciertas infecciones de carácter local originadas por hongos como la candidiasis, halitosis o grietas en los labios.

Causas de la xerostomía

Es evidente que para dar con la mejor solución de cualquier inconveniente de nuestra salud, en primera instancia debemos tener claro cuales son las posibles causas, y en base a las mismas elegir el mejor tratamiento.   

Por todo lo anteriormente expuesto, podemos indicar que en un gran porcentaje de las ocasiones, la xerostomía se origina por los siguientes factores: 

  • Radioterapia de cuello  y cabeza, en aquellos pacientes que padecen cáncer: en estos casos, las glándulas salivales reciben radiación de forma incidental debido a tratamientos contra el cáncer que muchas veces causan xerostomía de forma grave y permanente.

Y aún cuando las sesiones de radioterapia sean leves, pueden causar xerostomía de forma temporal. 

  • Uso de ciertos medicamentos: esta suele ser la causa más común para la aparición de la xerostomía, siendo que existen más de 300 medicamentos (legales y autorizados por recetas) que la ocasionan, así como algunos que no requieren prescripción médica.

Entre los medicamentos que puedan ocasionar la disminución de la salivación podemos mencionar los siguientes: antineoplásicos (para quimio terapias), fármacos para tratar el mal de parkinson y anticolinérgicos. 

En el caso de los antineoplásicos, la sequedad puede ser de gravedad y hasta causar estomatitis, pero sólo mientras dura el tratamiento, y los síntomas de la xerostomía desaparecen cuando se deja de tomar dicho medicamento. 

Otros medicamentos que puede causar la xerostomía, son los ansiolíticos, antidepresivos y los antihipertensivos. 

Cabe destacar que el uso de ciertas drogas, tales como las metanfetaminas causan en forma directa la xerostomía. Así mismo, está demostrado que el tabaquismo causa una disminución significativa en la generación de saliva. 

Cabe destacar que existen otras posibles causas de la xerostomía, tales como: 

  • Conversaciones o exposiciones en público, lo cual amerita tener mayor requerimiento en la generación de saliva para mejorar la pronunciación de las palabras.
  • Depresión, ansiedad y estrés, que afectan el sistema nervioso central, con incidencia tanto de las glándulas salivales como de otros órganos.
  • La diabetes y otros padecimientos, que afectan todo el organismo, alcanzando hasta las glándulas que cumplen la función de la generación de saliva.
  • Dieta no adecuada: que tienen déficit de verduras y de frutas, y hasta cierto exceso en el consumo de hidratos de carbono.
  • Consumo de alcohol: lo que afecta la transmisión de impulsos nerviosos, ocasionando una disminución en el proceso de generar saliva.

Cómo tratar la sequedad bucal

En primera instancia, es necesario realizar una serie de pruebas que te puede recetar tu dentista o médico para precisar el origen de la xerostomía, siendo tales pruebas las siguientes: 

  • Llevar a cabo una tomografía del tipo computarizado. 
  • Ultrasonido. 
  • Sialometría para medir el volumen de saliva generado. 
  • Resonancia magnética. 
  • Realizar biopsia a las glándulas que generan saliva. Esto permite determinar si existe destrucción e inflamación del tejido de las mismas. 

Las anteriores pruebas, pueden ejecutarse a la par de examinar la historia clínica que tenga cada paciente.  

Una vez realizado el diagnóstico de cuál es la causa que genera la xerostomía, entre las formas de realizar el tratamiento y eliminar la misma, podemos destacar las siguientes: 

  • Practicar una mejor rutina para la higiene de nuestra boca y evitar la aparición de las caries. 
  • Usar sustitutos de la saliva. 
  • Usar productos para mejorar la humectación bucal, dentro de los cuales podemos  mencionar: aloe vera, flúor, alantoína, betaína y hasta xilitol 
  • Suspender el uso de los fármacos que causan la xerostomía, en aquellos casos que sea posible. 
  • Consumir fármacos que incrementen la producción de saliva, tal es el caso de: pilocarpina y la cevimelina, de origen colinérgico. 
  • Tomar líquidos que no posean azúcar, mascar gomas que tengan xilitol. 
  • Aplicarse jaleas de vaselina, encima de los labios y por debajo de la dentadura para disminuir la sequedad. 
  • En el caso de aquellas personas que respiran por la boca, se sugiere el uso de un humidificador de aire frío.

¿Eres candidato para ortodoncia invisible, implantes o carillas?

Test de Candidato Ortodoncia

Test de Candidato Carillas

Test Candidato Implantes

1ª Visita gratuita y presupuesto sin compromiso