Gingivoestomatitis Herpética

Actualizado: 15 julio, 2021

La gingivoestomatitis herpética es una infección que afecta a la boca y a las encías provocando en ellas úlceras e hinchazón y puede ser bastante dolorosa e incómoda. Esta infección puede ser resultado de un virus o de una bacteria.

La gingivoestomatitis herpética es una dolencia muy común entre los niños y niñas que tuvieron algún tipo de contacto con el virus o bacteria que la provoca. Si notas que tú peque está teniendo hinchazón en las encías o le están apareciendo úlceras, quédate en este artículo que encontrarás información relevante para entender qué es lo que está sucediendo en la boca de tu hijo o hija. 

Desde smysecret.com, por supuesto, te animamos a buscar atención médica para este tipo de patologías. No hay nada mejor que estar en buenas manos. 

Como es bien sabido, esta afección es bastante contagiosa y existen dos maneras en las que los mas peques pueden contagiarse. A continuación te explicamos cuales son:   

Contagio de gingivoestomatitis por vía directa

En los casos de los pequeños, esta es la manera más contagiosa que existe ya que se produce a través de, por ejemplo, compartir una toalla con una persona contagiada. 

 Otra manera puede ser el contacto directo con las secreciones de la persona que porta la enfermedad, entonces se recomienda mantener las máximas precauciones con dichos elementos. 

Contagio de gingivoestomatitis por vía indirecta

La forma de contagio por vía indirecta no se producen por contacto directo como tal, sino que mas bien guarda relación con las cosas que las personas utilizan y en las cuales pueden quedar restos de ADN de una persona que esté contagiada con el virus.

Causas de la gingivoestomatitis herpética

Como ya mencionamos anteriormente, esta infección afecta especialmente a los niños y su principal causa es haber tenido una infección anterior con el virus conocido como el herpes 

En este sentido, otra causa también puede estar originada por el contacto e contaminación virus llamado COXSA, que puede dar paso al VHS de este tipo en el pequeño después de superar el virus mencionado. 

Por último, como los niños y niñas no suelen prestar especial atención al cuidado de los dientes, esta enfermedad también puede tener su origen en este punto, así que es importante incentivar la higiene bucal para prevenir problemas similares a este en un futuro. 

Síntomas de la gingivoestomatitis herpética

Aunque, en algunos pequeños no aparecen síntomas de ningún tipo, vamos a mencionar los casos en que sí aparecen y cuáles son los más comunes para que puedas identificarlos en tus peques y para que así tomes des comienzo al tratamiento cuanto antes: 

Uno de los síntomas más frecuentes es que el niño presenta fiebre bastante alta llegando hasta los 40 grados. Es sumamente importante prestar atención a este aumento de temperatura, que usualmente, suele ser constante por unos cuatro días máximo aun estando bajo control. 

Otro de los síntomas claros de esta infección es la irritabilidad presente en el niño o niña, rasgo que suele estar acompañado de un malestar general que hará que su comportamiento habitual cambie. 

El indicador que definitivamente determina que el pequeño o pequeña es un portador de la infección, es la presencia de un dolor en la zona bucal, que irá aumentando hasta llegar a desarrollar llagas en algunas zonas internas como la lengua, los labios e incluso las encías, lo que puede ocasionar dolor. 

Por último, debido al dolor anteriormente mencionado, el peque puede rechazar todo tipo de alimentos. En este caso, es recomendable que le ofrezcas comidas blandas como el puré de verduras o caldos varios. 

Tratamiento de la gingivoestomatitis

Existen dos tratamientos para esta infección: uno consiste en el suministro de  medicamentos y el otro no implica procedimiento médico. Es importante para poder tratar de llevar la enfermedad lo mejor posible, contar con los dos tipos de tratamiento para cortar el asunto de raíz. 

El tratamiento sin fármacos es el que te indicamos a continuación:

Para el primer tratamiento, es recomendable evitar ofrecer alimentos calientes a los niños ya que esto puede ocasionar un dolor de manera punzante y es muy molesto para los pequeños.  

En segundo lugar, debes asegurarte de poder suministrarle al pequeño bebidas para impedir la desecación, esto puede ser zumos, agua, o si se considera pertinente, es posible suministrarle suero, que puede ser conseguido fácilmente en cualquier farmacia. No obstante, siempre te recomendamos consultar con un profesional de la salud bucal. 

Tratamiento con fármacos:  

Las medicinas que debes proporcionar serán utilizadas para diferentes dolencias como, por ejemplo, para el dolor que causa en las encías. En cambio, en las llagas se pueden suministrar otros tipos de calmantes en forma de jarabe, dependiendo de la edad que tenga el niño o niña, así se logra reducir la dolencia para llevar el virus con menos molestias. 

Estos tipos de fármacos se pueden administrar por tres días mientras esté presente el dolor. Si el dolor se prolonga más, aunque no es común, puedes seguir tomándola. Este tipo de tratamientos deben estar sí o si bajo la supervisión médica de profesionales de la salud bucal. 

Prevención de la gingivoestomatitis herpética

Tal y como lo hemos comentado a lo largo del artículo, este virus es sumamente contagioso por lo que resulta imposible realizar una previsión que pueda ser eficaz al cien por cien. No obstante, es posible tomar algunas medidas que pueden reducir considerablemente las posibilidades de contagio: 

Evita enviar a tu hijo o hija diagnosticada con el virus de VHS al colegio, puesto que deben estar bastante aislados y pueden llegar a sufrir discriminación o burlas por parte de sus compañeros de clase. 

Pon bastante atención a la higiene de las manos, ya que esta es la segunda forma más frecuente de contagio. 

Cuida las maneras en las que tú peque bebe agua, zumos u otros líquidos. Desinfecta los vasos y recipientes y evita que los comparta con otras personas. 

Estás en total son las maneras en que puedes prevenir el contagio de este virus para los pequeños de la casa, son cosas que son fáciles de cumplir y no tienen ninguna complicación para protegerlos. 

Si tu peque está sufriendo de gingivoestomatitis herpética o sospechas que pueda tener esta infección, contacta cuanto antes con tu centro sanitario bucal más cercano para que pueda ser tratado lo antes posible.

¿Eres candidato para ortodoncia invisible, implantes o carillas?

Test de Candidato Ortodoncia

Test de Candidato Carillas

Test Candidato Implantes

1ª Visita gratuita y presupuesto sin compromiso