halitosis

Actualizado: 2 agosto, 2021

¿Estás preguntándote cómo quitar el mal aliento? No te preocupes, el mal aliento, también conocido como halitosis, es una afección común que afecta a muchas personas y que puede llegar a causar  problemas de seguridad, autoestima e incluso ansiedad. 

Actualmente, existen en el mercado una amplia variedad de productos que tienen como objetivo combatirlo y que podrán servirte de manera temporal, pero que lamentablemente no resolverán el problema de raíz, puesto que sus causas pueden ser variadas, aunque en muchos casos puede resolverse manteniendo tu boca limpia gracias a una higiene dental constante y minuciosa. 

Causas del mal aliento

Las causas del mal aliento pueden ser múltiples, pero por sobre todas destacan las siguientes: 

  • Alimentación: Si queremos tener buen aliento, es importante prestar atención a los alimentos que ingerimos, y también a nuestra higiene dental puesto que la descomposición de los restos de alimentos en nuestra boca y alrededor de los dientes podría ocasionar un aumento en las bacterias de nuestra boca y provocar mal aliento. Además, la ingesta de ajo, cebolla y algunas especias también puede ser la causante de que nuestra boca huela mal. 
  • Tabaco: El cigarrillo y consumir tabaco en general es una de las principales causas, además de propiciar enfermedades en las encías. 
  • Higiene bucal deficiente: No hay mejor manera de evitar el mal aliento que tener una higiene bucal impecable. El cepillado deficiente y no utilizar hilo dental en el día a día puede provocar que partículas de comida queden entre los dientes y tengan como consecuencia el mal aliento. La placa, que es una película pegajosa e incolora que se forma sobre los dientes si estos no se cepillan adecuadamente, también puede provocar mal aliento así como la lengua si no aplicamos medidas de limpieza e higiene sobre ella. 
  • Sequedad bucal: La “boca seca” o xerostomía es otra afección que puede causar mal aliento. Esta enfermedad afecta directamente a la producción de saliva y ocurre con frecuencia cuando dormimos, muy especialmente si lo hacemos con la boca abierta. La saliva es de gran ayuda para la limpieza de la boca y su escasez puede provocar que huela mal la boca. 
  • Medicamentos: Existen medicamentos que pueden contribuir a que disminuya la saliva de nuestra boca y, por tanto, pueden provocar boca seca y mal aliento. Además, algunos medicamentos pueden liberar sustancias químicas que huelen mal. 
  • Infecciones bucales: Las heridas quirúrgicas tras una cirugía, tener caries, alguna enfermedad a las encías o llagas bucales también pueden ser causas del mal aliento. 
  • Mal aliento estomacal: Al contrario de lo que se cree, el mal aliento causado en el estómago no es tan frecuente, pero esta causa la veremos en detalle más adelante. 

Remedios para el mal aliento

Las pastillas de menta y el enjuague bucal no son suficientes para combatir el mal aliento como muchas personas habrán podido comprobar. A continuación, te dejamos 5 tips que podrás utilizar para saber cómo quitar el mal aliento de tu boca. 

  1. Comer algo: Muchas personas no comen nada al iniciar el día, simplemente se levantan, se cepillan los dientes y dan comienzo a su rutina. Durante la noche, miles de bacterias se acumulan en la garganta y estas son las culpables del mal aliento mañanero. Si comes algo, como por ejemplo, un plátano o un pan, esa bola de alimento bajará por tu garganta y arrastrará a las bacterias disminuyendo notablemente el mal aliento. Esto explica el por qué, aunque en la mañana te cepilles bien los dientes, la boca sigue teniendo mal olor.
  2. Cepilla toda tu boca: Así como hay bacterias que se acumulan en la garganta, también las hay que se acumulan al interior de las mejillas y en la lengua. Por muy bien que cepilles tus dientes, si descuidas las mejillas y la lengua, el mal aliento persistirá.
  3. Come productos que no generan mal aliento: Mientras más condimentos tengan nuestros alimentos, en especial cebolla y ajo y especias, más probabilidad tendremos de sufrir mal aliento. Si vas a tener un evento importante al día siguiente, evita este tipo de alimentos. También tomar café, fumar y algunos tipos de medicamentos pueden ser perjudiciales para el olor de tu boca.
  4. Usa hilo dental e irrigador bucal: La comida que se queda entre los dientes se va descomponiendo, generando así el temido mal aliento. Si utilizas hilo dental por lo menos una vez al día eliminarás las partículas de tu boca lo que favorecerá que no tengas mal aliento. Por otro lado, el irrigador bucal, aunque no es frecuente tener uno en casa, será de gran ayuda ya que gracias a su agua a presión limpiar los restos de comida al completo de la base de tus dientes.
  5. Limpiezas dentales frecuentes: Los esfuerzos que hacemos a diario para mantener nuestra boca limpia con el cepillado, el hilo dental, el enjuaguey irrigador bucal si es que tienes uno, lamentablemente no son suficientes para mantener nuestra boca completamente limpia ya que no son capaces de eliminar al 100% la placa y el sarro que se acumulan en nuestra boca. La única forma de removerlos es acudiendo al dentista para una limpieza dental, ya que gracias a sus instrumentos y técnicas, son capaces de dejar nuestra boca libre de placa y sarro. Es recomendable que nos sometamos a una limpieza dental cada seis meses. 
  6. Hidrátate bien: Evita tener la boca seca durante todo el día para evitar el mal aliento.

Mal aliento estomacal

El mal aliento puede provenir de distintas fuentes: de la boca, la garganta o bien, del estómago, aunque esta causa es poco frecuente. 

El mal aliento estomacal puede estar causado por las siguientes afecciones: 

  • Úlceras: Las úlceras causadas por bacterias como la Helicobacter pylori (H. pylori), causante común de las úlceras en el estómago, puede provocar mal aliento en la boca. Si crees que este es tu caso, acude inmediatamente a un especialista ya que existen antibióticos que son muy eficaces a la hora de eliminar el mal aliento. 
  • Enfermedad del reflujo: El reflujo gastroesofágico, también conocido como GERD, sucede cuando el ácido estomacal regresa al esófago, generando así sensación de ardor en la garganta y en el pecho, y también puede provocar mal aliento. Si sospechas que esta puede ser la causa del mal aliento, acude a un profesional para que puedan diagnosticarte y darte el tratamiento adecuado.

¿Eres candidato para ortodoncia invisible, implantes o carillas?

Test de Candidato Ortodoncia

Test de Candidato Carillas

Test Candidato Implantes

1ª Visita gratuita y presupuesto sin compromiso